Las acciones de Facebook volvieron a caer y su capitalización  bursátil bajó hasta 478,000 millones de dólares.

La presión vendedora regresó a las acciones de Facebook. La red social, que el miércoles logró una tregua de los inversionistas con una modesta subida de 0.77%, volvió a la senda bajista de esta semana, después de que el fin de semana pasado se destapara el escándalo de la filtración de datos privados de 50 millones de usuarios a la consultora política británica Cambridge Analytica.

Los títulos cayeron 2.6%, lo que llevó el precio de sus acciones hasta 164.94 dólares, zona de mínimos de seis meses.  Esta nueva caída provocó que las acciones acumulen 10.91% de caída en la que va camino a ser la peor semana del valor desde marzo del 2014.

Después de tres días de silencio, el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, publicó el miércoles un comunicado en el que reconoció “haber cometido errores”.

Sin embargo, sus explicaciones laxas, primero en un comentario en el blog corporativo de Facebook y después en una ronda de entrevistas que ha incluido la CNN y el New York Times, no han ayudado a calmar a los inversionistas.

El líder de la red social se limitó a reconocer errores y anunciar “una auditoría completa de cualquier aplicación con actividad sospechosa”.

se dice dispuesto a cooperar

De todos modos, Zuckerberg se ha mostrado dispuesto a acudir al Congreso de Estados Unidos, después de conocer que el Comité de Energía y Comercio hayan llamado a declarar al directivo para dar “respuestas a los estadounidenses”, ya que “el uso y la seguridad de los datos de los usuarios de Facebook generan muchas preocupaciones serias sobre la protección del consumidor”.

“Estaré encantado de testificar si esto es lo correcto”, ha comentado Zuckerberg en la cadena CNN.

El escándalo de la filtración masiva de datos privados de sus usuarios amenaza con convertirse en un grave problema para el gigante de Internet, después de que las administraciones de EU y Reino Unido hayan anunciado investigaciones detalladas que podrían acabar en multas multimillonarias para Facebook, por la violación de la privacidad de sus usuarios.

El castigo en Bolsa, por lo que ya se conoce como el Facebookleak, se ha llevado más de 50,000 millones de dólares de su capitalización bursátil en Wall Street desde que estallara la crisis el pasado fin de semana, pasando de 542,000 millones de valoración del viernes pasado a 479,000.

Este desplome, además, ha bajado a la red social de los cinco puestos de honor de Wall Street, cediendo su posición en el top cinco de las empresas más valiosas de la Bolsa de Nueva York a Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Warren Buffett.

Tampoco ayudó a la cotización de la compañía californiana la tormenta bajista desatada este jueves en los mercados globales por la posible imposición de aranceles de Estados Unidos a China.

Wall Street sufrió caídas que rondaron en 3% y que en el caso del Dow Jones evaporaron más de 700 puntos del índice.

Las acciones de Facebook ya pierden más de 15% desde sus niveles récords marcados a comienzos de febrero en 195.32 dólares y en lo que llevamos del año han caído más de 6 por ciento.