Santiago. Barricadas, multitudinarias manifestaciones, incendios, saqueos y violentos enfrentamientos en varias ciudades marcaron una jornada de paro general convocado en Chile por un centenar de organizaciones sociales para presionar al gobierno de Sebastián Piñera a que profundice en las reformas sociales.

En la jornada, el peso chileno se desplomó 3.1% y alcanzó su valor mínimo histórico, de 783.82 unidades, mientras que la Bolsa de Comercio de Santiago cayó 1.57% en medio de los temores sobre los efectos en la economía de la extensión de la crisis social.

A primera hora, las barricadas incendiadas impidieron el paso de vehículos en algunos accesos a Santiago. Luego una gran marcha pacífica convocó a 80,000 personas —de acuerdo con cálculos del gobierno— por la céntrica avenida Alameda, pero por la tarde volvieron a estallar violentos incidentes en los alrededores de la Plaza Italia y el centro de Santiago.

En un costado de la Plaza Italia, manifestantes encapuchados incendiaron un restaurante y saquearon un hotel, con cuyo mobiliario encendieron una gran fogata. En sus cercanías se emplaza la embajada de Argentina en Chile, a la que manifestantes también intentaron entrar, según relató el embajador José Bordón.

Saqueos a tiendas y violentos choques con la policía se generaron también en varios otros puntos del centro de Santiago, especialmente fuertes en los alrededores de la casa de gobierno. Un iglesia del turístico barrio Lastarria —patrimonio de la cuidad— resultó también incendiada.

“El descontento es por muchos temas (...) Todo lo que ha ofrecido el presidente es insuficiente, una burla”, dijo Karen Delgado, una oficinista de 29 años, en medio de la marcha.

“Le pido al presidente escuchar lo que pedimos y deje de dilatar con estas medidas parche. No escucha a la gente”, agregó.

El presidente Piñera está contra las cuerdas, por lo que ha tratado de reaccionar prometiendo cambios profundos en la Constitución.

Sin embargo, la sociedad y la oposición desean algo más. En una declaración pública la tarde de este martes, 14 partidos de oposición exigieron la realización de una Asamblea Constituyente.