Damasco. El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, aseguró durante su visita en Damasco que hay similitudes entre lo que ocurre en su país y los inicios de la guerra de Siria, pero que quieren evitar un conflicto similar al que desgarra al país árabe desde el 2011.

Arreaza, quien fue recibido por el presidente sirio, Bashar al Asad, acusó a Estados Unidos de querer provocar una guerra civil, asegurando que su gobierno se apoyará en la diplomacia y el diálogo para evitar tal deriva.

“Cuando el presidente Al Asad describía los pasos previos, y los pasos durante los primeros tiempos de la guerra contra Siria, inmediatamente podíamos identificar similitudes con lo que estamos viviendo en Venezuela”, expresó el canciller durante una conferencia de prensa con su homólogo sirio Walid al Mualem, cubierta por la agencia siria Sana.

Aludiendo a Estados Unidos, Arreaza agregó: “Es el mismo enemigo, con los mismos intereses”. Aunque precisó que entre Siria y Venezuela “Hay similitudes y diferencias entre ambos procesos, pero, en nuestro caso, con nuestros amigos en el mundo, tenemos que evitar la guerra”, afirmó Arreaza, descartando una confrontación militar.

Según la agencia oficial siria Sana, Bashar Al Asad expuso durante su encuentro con Arreaza que “lo que pasó en Venezuela es parecido a lo que pasó en Siria, donde el objetivo era ejercer una tutela sobre los países y arrebatarles sus decisiones independientes”.

Disuadir a la comunidad internacional

El líder opositor Juan Guaidó criticó la reunión de Arreaza con el presidente sirio y enfatizó que se busca disuadir a la comunidad internacional de apoyar sus esfuerzos para sacar del poder al mandatario Nicolás Maduro.

“Sabemos cuál es la respuesta del régimen, sabemos por qué se reúne con Bashar al Asad, con Hezbolá. Quieren subir una apuesta que no pueden pagar”, expresó Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.