Los Estados miembros de la Unión Europea acordaron este miércoles adoptar una posición conjunta para las negociaciones que mantendrán con europarlamentarios y la Comisión Europea sobre un proyecto para regular la privacidad en las aplicaciones WhatsApp y Skype, poniendo fin a un estancamiento de tres años.

La Comisión Europea propuso su Reglamento sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas en 2017, que sometería a WhatsApp, de Facebook, y Skype, de Microsoft, a las mismas normas que a los proveedores de telecomunicaciones y restringiría el seguimiento de los usuarios para ofrecer anuncios personalizados.

La propuesta, que pretende crear condiciones equitativas entre los agentes digitales y los proveedores de telecomunicaciones, debe someterse a la consideración del Parlamento Europeo y de los Estados de la UE antes de que pueda ser adoptada como ley para el bloque de los 27 países.

Aunque los legisladores de la UE acordaron rápidamente una postura conjunta, los Estados no habían logrado hasta ahora encontrar un terreno común debido a los desacuerdos sobre las normas relativas a las llamadas "cookies" (información de la actividad almacenada por un navegador web), los requisitos de consentimiento y las disposiciones sobre la detección y eliminación de la pornografía infantil.

"El camino hasta una posición conjunta del Consejo Europeo no ha sido fácil, pero ahora tenemos un mandato con el que se logra un buen equilibrio entre la protección firme de la vida privada de las personas y el fomento del desarrollo de las nuevas tecnologías y la innovación", dijo el ministro portugués de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos, en un comunicado.

Portugal ostenta la presidencia rotatoria del Consejo Europeo UE hasta mediados de 2021.

Los miembros de la UE acordaron que las normas permitan el tratamiento de metadatos para fines como la detección de fraudes y la gestión del tráfico, satisfaciendo una demanda clave del sector de las telecomunicaciones, que quiere utilizar los datos de localización de la red para los servicios de transporte inteligentes como un potencial generador de dinero.

"Creemos que un enfoque flexible y basado en el riesgo para el tratamiento de los metadatos de las comunicaciones será fundamental para garantizar que las telecos puedan innovar y participar en la economía de los datos en igualdad de condiciones con otros actores digitales", dijo el grupo de presión de las telecomunicaciones ETNO en un comunicado.

Pero el grupo de presión tecnológico CCIA señaló algunas deficiencias.

"Entre ellas, el alcance de las normas para los dispositivos conectados y las comunicaciones en línea, y la forma de solucionar la incoherencia en la aplicación de las mismas en toda la UE", dijo en un comunicado su director de política pública, Alexandre Roure.