Washington.- El presidente estadunidense Donald Trump firmó hoy una orden ejecutiva que instruye a las agencias federales revisar los programas que permiten traer a Estados Unidos a extranjeros altamente calificados, incluido el popular programa de visas H-1B

Antes de firmar la orden, Trump subrayó que el objetivo es evitar que las empresas del país desplacen trabajadores estadunidenses y contraten a extranjeros por salarios más bajos.

Esto tiene que parar. Durante mucho tiempo, los trabajadores estadounidenses han pedido reformas para poner fin a estos abusos con visas, y este día sus peticiones están siendo escuchadas por primera vez , señaló el gobernante desde Milwaukee, en el estado de Wisconsin.

NOTICIA: Visas de EU, suspendidas por problemas técnicos

El plan de Trump es reformar el programa H-1B, que asigna de manera aleatoria 85,000 visas anuales a inmigrantes altamente calificados, principalmente en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, para laborar en las grandes empresas cibernéticas del país.

En líneas generales, la Casa Blanca plantea que las visas sean entregadas a los solicitantes más calificados con los más altos salarios, siempre que su llegada no desplace a un trabajador estadounidense.

Aun antes de la implementación de los cambios, Estados Unidos registró este año la primera disminución en un quinquenio de solicitantes de la visa H-1B, al pasar de 236,000 en 2016 a 199,000 en 2017, después de que la administración Trump anunciara acciones para evitar fraudes relacionados con este documento.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) revisará con mayor rigor a los peticionarios de la H-1B y los lugares donde laboren los beneficiarios, para confirmar que no desplacen trabajadores estadunidenses.

NOTICIA: Visas a EU serán blindadas

La agencia federal se concentrará por ello en casos en los que USCIS no puede validar la información empresarial básica del empleador a través de los datos disponibles comercialmente.

De la misma forma, la USCIS revisará a los empleadores dependientes de trabajadores H-1B, es decir aquellos que tienen una alta proporción de este tipo de empleados respecto a los estadunidenses.

La agencia también revisará los casos de empleadores que solicitan empleados H-1B y que trabajan fuera del predio en otra localidad de la compañía u organización.

La USCIS creó además una dirección de correo electrónico que permitirá que las personas que sospechen ser víctimas de fraude, enviar confidencias, alegadas violaciones y cualquier otra información relevante sobre posible fraude o abuso del programa H-1B.

NOTICIA: Descartan cambios a visas de inversionistas en EU

mfh