El jefe de la firma de investigación detrás de un dossier que reúne información sobre la trama rusa, elaborado durante la campaña presidencial de Estados Unidos y dado a conocer el año pasado, dijo ante el Comité Judicial del Senado, que alguien cercano a Trump estuvo proporcionando información al FBI, que en ese entonces estaba investigando la supuesta injerencia rusa en la campaña de la candidata Hillary Clinton. Lo anterior, de acuerdo a una transcripción de la entrevista, de 312 páginas, divulgada por la senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en el Comité Judicial del Senado.

Glenn R. Simpson, fundador de la empresa Fusion GPS, habló con el Comité Judicial del Senado durante 10 horas en agosto pasado.

En otro momento de la entrevista revelada, un abogado de Fusion GPS, Joshua A. Levy, aseguró ante el comité del Senado que “alguien ya ha sido asesinado” como resultado de su publicación.

“Alguien ya ha sido asesinado como resultado de la publicación de este dossier”, declaró entonces el abogado, sin dar más detalles sobre la identidad del fallecido.

Una persona cercana a la investigación dijo al Post que Fusion GPS se ha preocupado “durante mucho tiempo” sobre la posibilidad de que las fuentes del ex espía británico Christopher Steele, autor del famoso documento, pudieran estar en peligro.