El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo que se están evaluando los daños tras registrarse dos ataques con misiles contra bases militares que albergan a tropas estadounidenses en las ciudades de Al Anbar y Erbil, en Irak, pero que "todo está bien".

A través de su cuenta oficial de Twitter, Trump confirmó que ofrecerá una conferencia la mañana de este miércoles 8 de enero para reportar lo ocurrido.

"La evaluación de daños y víctimas está en marcha. ¡Hasta ahora, todo bien!", dijo Trump en un tuit. "¡Tenemos el ejército más poderoso y mejor equipado del mundo, por lejos!", agregó Trump. "Haré una declaración mañana por la mañana".

El Departamento de la Defensa de Estados Unidos declaró, a su vez, que evalúa cómo responderá a la hostilidad iraní y que garantizará la seguridad de sus soldados y de los aliados de Estados Unidos en la región.

Provocaciones innecesarias

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, afirmó que ni Estados Unidos ni el mundo pueden permitirse desatar una guerra, consideró en el marco de la crisis en Irak, donde Washington y Teherán han realizado ataques militares.

“Monitoreamos de cerca la situación tras las detonaciones contra las tropas de Estados Unidos en Irak. Debemos garantizar la seguridad de nuestros miembros en servicio, lo que incluye terminar con las innecesarias provocaciones de la administración (de Donald Trump) y demandar que Irán cese su violencia”, sostuvo Pelosi.

La declaración de la demócrata se da unos minutos después de que el Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán se atribuyera los ataques.

El ataque

Irán disparó "más de una docena" de misiles balísticos contra las bases Ain al Asad y Erbil en Irak, usadas por tropas de Estados Unidos y de la coalición, confirmó el Pentágono en un comunicado.

"Aproximadamente a las 5:30 pm (22H30 GMT) el 7 de enero, Irán lanzó más de una docena de misiles balísticos contra militares de Estados Unidos y fuerzas de coalición en Irak", dijo en un comunicado el asistente de Defensa para Asuntos Públicos, Jonathan Hoffman.

"Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron a por lo menos dos bases militares iraquíes que albergan personal militar y de la coalición estadounidense en Al Asad y Erbil".

No hubo informes inmediatos de bajas en las bases.

El departamento estadounidense de Defensa anunció que está conduciendo una "evaluación preliminar de daños" y evaluando su "respuesta" al ataque

Las agresiones vinieron después de que facciones a favor de Teherán en Irak han prometido responder al ataque estadounidense con drones que mató la semana pasada al general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

La Casa Blanca dijo, en un comunicado por separado, que el presidente Donald Trump estaba "monitoreando de cerca la situación y consultando con su equipo de seguridad nacional".

Fuentes de seguridad locales dijeron a la AFP que al menos nueve cohetes habían impactado en la base aérea de Ain al Asad, el más grande de los recintos militares iraquíes donde se encuentran las tropas extranjeras.

Irán reivindicó la responsabilidad, y la televisión estatal dijo que la República Islámica había lanzado misiles sobre la base.

Hoffman dijo que el Pentágono estaba trabajando en evaluaciones iniciales de daños de batalla luego de los ataques a la base aérea.

"En los últimos días y en respuesta a las amenazas y acciones iraníes, el Departamento de Defensa ha tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar a nuestro personal y socios", agregó.

"Estas bases han estado en alerta máxima debido a las indicaciones de que el régimen iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región".

Hoffman agregó que Estados Unidos tomaría "todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal estadounidense, socios y aliados en la región".

Aviones sobrevuelan Bagdad

Numerosos aviones de combate de identidad aún confirmada sobrevolaban Bagdad en la madrugada del miércoles, constataron periodistas de AFP, poco después que Irán atacó con misiles bases en territorio iraquí utilizadas por tropas estadounidenses.

El ataque con misiles fue la primera respuesta al asesinato del influyente general iraní Qasem Soleimani, muerto el viernes en el aeropuerto Bagdad por un ataque puntual realizado por un dron estadounidense.

Con información de AFP, Notimex y Reuters.

kg