Estocolmo. La fiscalía sueca anunció que, por falta de pruebas, abandona el caso por violación contra Julian Assange, fundador de Wikileaks, acusado por una mujer de una agresión sexual que se habría producido en el 2010.

“Se han agotado todos los recursos de la investigación sin que haya pruebas claras para una acusación formal”, dijo la adjunta del fiscal general, Eva-Marie Persson, durante una conferencia de prensa en Estocolmo.

La denunciante sueca, que en la época de los hechos en agosto del 2010 tenía unos 30 años, acusó al australiano de haber tenido relaciones sexuales mientras ella dormía y sin preservativo.

En un mensaje de texto enviado a la AFP, la abogada de la mujer indicó que ella “no compartía el análisis de la fiscalía”, y se reservaba el derecho de una eventual apelación.

Preso en Londres, Julian Assange está bajo amenaza de una extradición hacia Estados Unidos por espionaje y robo de archivos.