Washington. La primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir, informó que no podrá recibir ni acompañar al vicepresidente de Estados Unidos cuando visite Reikiavik el próximo mes de septiembre.

Jakobsdottir reveló al medio de comunicación islandés RÚV que el 2 de septiembre estará en Suecia en una conferencia sindical, día en el que Mike Pence visitará Islandia.

“Hace mucho tiempo me pidieron dar el discurso de apertura en la conferencia anual de la confederación de sindicatos nórdicos y, como todos saben, en mi agenda el tema laboral lo he convertido, por su importancia, en un tema central”, comentó.

Jakobsdottir matizó sobre la organización de la visita de Pence: “Fue organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, y se le ha dado muchos rebotes al calendario, por lo que ha sido muy difícil organizarse en torno de la visita”.

Los rasgos ideológicos de Jakobsdottir difieren notablemente de los de Trump y de Pence. Ella forma parte del Partido Verde (izquierda) y es una feminista declarada, apoya el aborto y los derechos LGBT.

La primera ministra no considera que su decisión de no estar con Pence represente un desaire.

Algunos medios traducen la respuesta de la política islandesa como solidaridad a la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, por el diferendo con Trump por negarse a vender Groenlandia. Trump canceló su visita a Dinamarca programada para septiembre.

Se espera que Pence, en su visita a Reikiavik destaque la importancia que tiene Islandia para la OTAN.