Madrid. El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado que no habrá “inmediatamente” una solución política en Cataluña, aunque espera que “algún año” haya un acuerdo entre las dos partes “sobre alguna forma de autogobierno”.

En una entrevista al Corriere della Sera, el presidente español comentó que esa forma de autogobierno “deberá ser votada” y espera que obtenga “el consenso de 70-80% de los catalanes”. “No sucederá inmediatamente, ni siquiera dentro de cinco meses, pero lo hará algún año”, comentó.

Asimismo, Sánchez ha apuntado que los separatistas “deben hablar con quien no quiere irse de España”. “Estamos esperando, respetuosamente, una serie de sentencias de la justicia en relación con los protagonistas del independentismo. Sentencias que, es evidente, tendrán un impacto político”, ha explicado.

Sánchez remató diciendo que “el independentismo tiene la mayoría parlamentaria en Cataluña, pero no la mayoría social”.

Nace la Crida

La Crida Nacional per la República, el movimiento político que impulsa el expresidente Carles Puigdemont, presentó el sábado su ponencia política en la que se recogen los objetivos y la hoja de ruta y donde se reivindica el diálogo con el Estado pero también la desobediencia para lograr una república catalana.

Defiende “cualquier camino” no violento a la independencia pero evita el término unilateralidad. Además, en el acto de presentación de su ponencia política se ha anunciado que su primer congreso fundacional se celebrará el próximo 19 de enero.

El documento defiende que la desobediencia de los representantes políticos “puede acabar siendo una acción necesaria ante la injusticia de la acción de los poderes del Estado” y la negativa de éstos de aceptar el derecho de autodeterminación..

La Crida se ha fundado con fecha de caducidad: afirma que se crea por un contexto de excepcionalidad y asegura que se disolverá “una vez conseguida la instauración de la república catalana”.