La fuerza aérea siria utilizó cloro como arma química, durante un ataque en la ciudad de Saraqib en 2018, afirmó este lunes la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tras una investigación.

Un equipo de investigadores de la OPAQ "concluye que unidades de la fuerza aérea siria utilizaron armas químicas en Saraqib el 4 de febrero de 2018", declaró la organización en un comunicado.

"Hay motivos razonables para creer" que un helicóptero militar del ejército sirio "atacó el este de Saraqib soltando al menos un cilindro" con la sustancia química, indica el equipo de identificación e investigación de la OPAQ.

"El cilindro se rompió y liberó cloro en una gran superficie, afectando a 12 individuos", precisa el informe.

El gobierno sirio niega cualquier implicación en ataques químicos, y afirma haber colocado bajo supervisión internacional todas sus reservas de ese tipo de armas, según los términos de un acuerdo cerrado en 2013.