Buenos Aires.- Dirigentes sindicales argentinos anunciaron hoy que preparan la convocatoria a un paro general para fines de noviembre, el objetivo es protestar en contra del gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

Fuentes de la Central General de Trabajadores (CGT) opositora al gobierno afirmaron que confían en su capacidad de convocatoria por la inconformidad que hay entre los trabajadores ante las medias asumidas por la mandataria.

Una de las principales fuentes de conflicto fue la decisión que la semana pasada anunció el Ministerio de Trabajo, el cual desconoció la elección interna de la central sindical que ratificó a Hugo Moyano como su máximo dirigente por tercera vez consecutiva.

Por el contrario, la dependencia sólo reconoció como la única CGT legalmente constituida al sector que encabeza Antonio Caló, un firme aliado del gobierno.

De esta manera, la fractura entre la CGT opositora y la oficialista llegó a su punto máximo y con un futuro incierto, porque Moyano continúa controlando a numerosos sindicatos.

El dirigente ya impugnó la decisión del gobierno ante la justicia, asegurando que la anulación del congreso que lo confirmó en el cargo se realizó en tiempo y forma, respetando reglamentos y estatutos, por lo que no hay razón para anular los resultados.

Gerónimo "Momo" Venegas, uno de los principales aliados de Moyano, fue quien anticipó que vamos a hacer una medida de fuerza a fines de noviembre, sabemos que a nosotros nos van a legitimar los trabajadores".

La amenaza de un paro nacional ya había sido anunciada por este sector de la CGT en una marcha multitudinaria realizada el pasado 10 de octubre en el centro de Buenos Aires.

El pleito interno de la principal central sindical del país implica un triunfo para Fernández, ya que una CGT unida y al mando de Moyano hubiera representado una seria amenaza a la estabilidad de su gobierno por el poder para convocar a huelgas generales.

La pelea entre el líder sindical y la presidenta argentina comenzó el año pasado, cuando Moyano se enojó por el reparto de candidaturas al Senado y a la Cámara de Diputados que no incluyeron el nivel de representación sindical que él exigía.

mac