Los principales candidatos republicanos, Donald Trump y Ted Cruz, se enfrentaron a los agudos ataques de sus rivales durante el quinto debate republicano de anoche. Los rivales de menor votación alegaban que no estaban preparados para dirigir al país en una era de terrorismo y disturbios en el Medio Oriente.

El debate se centró en gran medida en la amenaza planteada por el Estado Islámico y los terroristas que llevaron a cabo ataques en París y San Bernardino, California. Candidatos de baja votación como Rand Paul, Chris Christie y Jeb Bush aprovecharon el momento para atacar a Trump y Cruz. ¿Cómo podrían estos candidatos gobernar, si no entienden cómo Washington y el mundo realmente funcionan?

La batalla principal durante el debate fue de Cruz con el senador Marco Rubio. Este último acusó al senador de Texas de ser débil contra el terrorismo, al oponerse a las facturas de gastos militares y una medida para aumentar la vigilancia.

En sus declaraciones de apertura, tanto Bush como Cruz prometieron mantener a los estadounidenses seguros . Cruz comenzó su discurso de apertura diciendo: Estados Unidos está en guerra.

Trump defendió su llamada para que los musulmanes no ingresen a EU, pero Bush atacó esa idea: Es un caos de candidato. Y él sería un caos de presidente , al igual que su idea de matar a los miembros de la familia de los terroristas islámicos, diciendo que es el tipo de dureza que se necesita en esta lucha.

Eso provocó una reprimenda de Bush, que fue más agresivo en este debate. La idea de que esto es una solución es una locura , dijo Bush. No tiene sentido sugerir esto .

Todo fue una batalla, pero sin saberlo, los dos ataques, llevados a cabo por un número relativamente pequeño de personas, habían consumido por completo un debate sobre la carrera para dirigir un país vasto y complejo. Los candidatos en el escenario parecían dar por sentado que los estadounidenses estaban temerosos sobre si estaban a salvo en la vida cotidiana.