Lima. El izquierdista radical Pedro Castillo asumió el día de ayer la presidencia de Perú dejando a su paso un vacío de poder durante 24 horas por no haber nombrado a los miembros de su gabinete, pero con un discurso con el que promete reformas profundas, entre ellas, impulsar una nueva Constitución.

Castillo, un profesor de primaria rural e hijo de campesinos, juró el cargo y anunció además que no vivirá en el Palacio de Gobierno fundado hace cinco siglos, una decisión con la que busca dejar atrás vestigios de la colonia cuando Perú celebra el bicentenario de su independencia de España.

"Yo no gobernaré desde la Casa de Pizarro, porque creo que tenemos que romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de dominación que se han mantenido vigentes por tantos años", afirmó el mandatario peruano frente al rey de España Felipe VI, uno de sus invitados especiales. "Es la primera vez que el país será gobernando por un campesino, que representa a los sectores oprimidos".

El líder socialista, de 51 años que juró el cargo con su característico sombrero de ala y sin traje ni corbata, afirmó en su discurso inaugural como gobernante que "ni remotamente" pretende estatizar la economía, como acusaron sus rivales políticos, y que buscará las reformas "con responsabilidad". Sin embargo, sí dijo que el Estado será “socio ejecutivo mayoritario”, sin matizar las industrias a las que se refería.

Castillo anunció que su Gobierno tratará de sacar adelante proyectos mineros que contribuyan más a la economía local y a un mayor gasto fiscal para educación y salud, con reglas claras.

Los planes de Castillo, adelantados en su campaña electoral, han sacudido a la elite económica después de más de tres décadas de políticas favorables al mercado que han convertido al país en un refugio relativamente seguro en la volátil América Latina.

Castillo mencionó que una de sus prioridades inmediats es acelerar el proceso de vacunación y prometió que hacia finales de este año estarán vacunados el 70% de los peruano. En la actualidad solo el 14.2% se encuentra vacunada completamente.

Mala imagen

Pese a que en la víspera se anunció que la juramentación del primer gabinete ministerial de Castillo se llevaría a cabo ayer a las 4:30 de la tarde, un comunicado de la Secretaría de Comunicación Estratégica y Prensa de Palacio de Gobierno precisó que este acto protocolar se postergará hasta el día de hoy.

“Es una incertidumbre constante en la cual los peruanos nos encontramos. En estos momentos tendríamos que tener información sobre el gabinete y los principales sectores. Es una mala señal”, señaló la politóloga Kathy Zegarra al diario El Comercio.

“Es abrir fácilmente un flanco a la crítica, quizás innecesario y poco estratégico en un contexto en el que su gobierno empieza con debilidad en términos de legitimidad”, indicó la también politóloga Paula Távara.

Apuntó que el vacío refleja los estir y afloja en el interior del partido Perú Libre y también con algunos de los partidos que lo apoyan.