Berlín. El líder socialdemócrata alemán Olaf Scholz se comprometió el día de ayer con el fortalecimiento de la Unión Europea y el mantenimiento de la asociación transatlántica en el gobierno de coalición a tres bandas que espera formar para Navidad en sustitución de los conservadores de Angela Merkel.

El SPD de Scholz busca liderar un gobierno por vez primera desde 2005 en coalición con los Verdes y los liberales de los Demócratas Libres (FDP).

Scholz, de 63 años, proyectó una sensación de calma al ser cuestionado sobre si el ajustado resultado electoral y la perspectiva de unas prolongadas negociaciones de coalición envían un mensaje de inestabilidad en Alemania a sus socios europeos.

"Alemania tiene siempre gobiernos de coalición y siempre son estables", afirmó en un inglés fluido junto a una estatua de Willy Brandt, el canciller del SPD de tiempos de la Guerra Fría que logró el Premio Nobel de la Paz por impulsar el diálogo entre el Este y el Oeste.

Scholz, quien se desempeñó como ministro de Finanzas en la "gran coalición" saliente de Merkel, dijo que un gobierno liderado por él ofrecería a Estados Unidos una continuidad en las relaciones transatlánticas.

"La asociación transatlántica es esencial para nosotros en Alemania (...) Así que pueden confiar en la continuidad en esta cuestión", dijo.