Cisjordania. Las facciones rivales de Palestina anunciaron que llegaron a un acuerdo para reunificar al gobierno en Cisjordania y la Franja de Gaza, una medida que podría remover el último obstáculo para alcanzar la paz con Israel.

Sin embargo, aún antes de haberse firmado el acuerdo, permanecían sin resolver asuntos como la unificación de las fuerzas de seguridad de ambos gobiernos, Fatah y Hamas.

Funcionarios de Fatah y Hamas dijeron que el plan, promovido por Egipto, contempla la integración en los próximos días de un gobierno provisional. Dicho gobierno administraría los asuntos cotidianos hasta que puedan celebrarse nuevas elecciones presidenciales y legislativas dentro de un año exactamente. Ya tenemos un acuerdo a profundidad , dijo Azzam Al-Ahmed, el negociador en jefe de Fatah en las pláticas conciliatorias. No quedó claro cuándo se firmará el pacto.

Hani Masri, miembro de la delegación palestina que se reu­nió con los líderes de Hamas en Siria y luego con el nuevo gobierno egipcio, dijo que las revueltas políticas en ambos países empujaron a ambos rivales a reconocer que un acuerdo era posible .

Al-Ahmed dijo que bajo los términos del acuerdo, las fuerzas de seguridad de Fatah y Hamas habrán de ser unificadas y reestructuradas bajo supervisión árabe. El asunto de las fuerzas de seguridad es el meollo de la disputa palestina.