El presidente Vladimir Putin dijo el martes que Rusia tiene información de que Estados Unidos planea lanzar nuevos ataques con misiles en Siria y de que existen planes para aparentar ataques con armas químicas en ese país.

Acompañado del presidente italiano Sergio Mattarella, quien estaba en Moscú para sostener conversaciones, Putin dijo que Rusia podía tolerar las críticas occidentales a su papel en Siria, pero que esperaba que las actitudes eventualmente se moderen.

Cuando se le preguntó si esperaba más ataques de Estados Unidos con misiles en contra Siria, dijo: "Tenemos información de que se está preparando una provocación similar (...) en otras partes de Siria, incluyendo los suburbios del sur de Damasco, donde están planeando volver a plantar alguna sustancia y acusar a las autoridades sirias de usar armas químicas".

El mandatario ruso no ofreció ninguna prueba de esa afirmación.

erp