El presidente de Rusia, Vladímir Putin, interpretó el ataque estadunidense a Siria con misiles Tomahawk como una agresión a una nación soberana, declaró este viernes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"El presidente Putin considera los ataques estadunidenses a Siria como agresión a un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional y, encima, bajo un pretexto inventado", declaró Peskov a periodistas.

Peskov sostuvo que el incidente es "un intento de desviar la atención de las numerosas víctimas civiles en Irak", agregando que "causan un deterioro a las relaciones" entre Washington y Moscú.

El presidente del Comité de Defensa de la cámara alta del Parlamento de Rusia, Victor Ozerov, anunció que Moscú pedirá una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU tras el ataque.

En sus declaraciones, sostuvo que el ataque "puede ser considerado como un acto de agresión por parte de Estados Unidos contra un país miembro de la ONU"

En la noche de este jueves, Estados Unidos lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk desde los buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shairat en la provincia siria de Homs.

El ataque supone una represalia al supuesto uso de armas químicas en Jan Sheihun del que Washington culpa a Damasco que, a su vez, niega toda implicación en los hechos.

Al respecto, el ejército sirio ha negado rotundamente el uso de armas químicas en contra de su propia población.

Sin embargo, el gobierno del presidente Donald Trump responsabilizó al régimen de Bashar al Assad del ataque e instó a todas "las naciones civilizadas" a unirse a Estados Unidos con el fin de "terminar con la matanza y el derramamiento de sangre en Siria".

Por otra parte, la embestida estadunidense a una base aérea del ejército sirio cerca de Homs causó al menos cinco muertos, señaló el gobernador de esta provincia, Talal al Barazi.

"Según los datos preliminares, cinco personas murieron y siete resultaron heridas a causa del ataque", dijo Al Barazi, citado por el canal de televisión Al Mayadeen.

Horas antes, ABC News reportó que los uniformados sirios evacuaron a personal militar junto a sus equipos antes de que el ejército estadunidense bombardeara la base aérea de Shayrat.

Un testigo del ataque señaló que el ejército sirio habría anticipado el bombardeo y supuestamente tuvo la posibilidad de evacuar al personal militar y retirar equipamiento de la base aérea de Shayrat.

El testigo agregó que presume que las víctimas, al menos entre la población civil, fueron mínimas, ya que no hubo mucho tráfico en dirección al hospital local.

Sin embargo, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó que el ataque perpetrado destruyó prácticamente la base aérea y se cobró la vida de al menos cinco soldados sirios.

En declaraciones previas al canal ruso de noticias Sputnik, el gobernador Al Barazi calificó el ataque como "terrorismo internacional" y destacó la importancia del aeródromo de Shayrat para las operaciones militares contra los yihadistas en el este de la provincia de Homs.

erp