De cara al conjunto de memorandos que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos emitió para establecer nuevas directrices de control migratorio, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, viajará a la Ciudad de México el 22 y 23 de febrero y estará acompañado por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

Los funcionarios se reunirán con el presidente de México y con los secretarios de Gobernación, Hacienda, Defensa Nacional y Marina. En dichos encuentros abordarán temas de seguridad en la frontera, cooperación en procuración de justicia y comercio, entre otros.

Cabeza fría

En relación a dichos memorandos, Gerónimo Gutiérrez, embajador designado en Washington, Estados Unidos, declaró que éstos son motivo de preocupación (...) de la Cancillería, (...) para el gobierno mexicano y para todos los mexicanos .

Al comparecer en Comisiones del Senado para buscar su ratificación como embajador de México en Washington, Gutiérrez dijo que con toda claridad y sinceridad, qué bueno que se dieron a conocer, porque el secretario de Seguridad Interior estará llegando junto con el secretario de Estado a México el jueves y es simplemente una posición mucho más derecha y mucho más honrosa que se den a conocer las posiciones antes .

Agregó también que lo que no está a discusión (...) es que el respeto de los derechos de nuestros connacionales allá, independientemente de su estatus migratorio, no está en duda .

Gutiérrez dijo que lo que me ocupa, de ser ratificado como embajador por esta soberanía, es actuar ante todo con la cabeza fría, con base en principios firmes y buscando alcanzar objetivos muy claros .

Nos llama la imperiosa necesidad de valernos de una política hacia Estados Unidos que refleje la unidad de los mexicanos, lo mejor de nuestra tradición diplomática y la convicción de que la razón nos ampara .

Se espera que el jueves el Senado ratifique a Gutiérrez como embajador.

Relación desarticulada

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas Barrón, criticó en este espacio la estrategia en la relación de México con la Unión Americana, al calificarla de desarticulada.

Manifestó que México no puede seguir cooperando con un país que no está dispuesto a entablar una relación de pares: Si Estados Unidos quiere diálogo en materia migratoria, que sepan sentarse a la mesa como país, de otra manera, México debe retirarse de esa mesa y cambiar su política migratoria con Centroamérica.

Comparece Videgaray

Por otro lado, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados recibirán este miércoles en sesión privada al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, para que exponga el estado que guardan las negociaciones con el gobierno de Estados Unidos en temas migratorios, de seguridad y comercio.

ana.langner@eleconomista.mx