La policía lanzó gas lacrimógeno contra cientos de manifestantes que trataron de tomar un centro de convenciones cerrado el sábado y arrestaron a 19 personas en el más reciente enfrentamiento entre activistas contra Wall Street y autoridades en la ciudad californiana.

Tres policías resultaron heridos durante la confrontación, que, según la policía, se desató cuando la multitud comenzó a destruir equipamiento para la construcción y a romper rejas en el centro de convenciones en el centro de Oakland.

"Los oficiales (de policía) fueron agredidos con botellas, tubos metálicos, piedras, latas de aerosol, artefactos explosivos improvisados y bengalas encendidas", dijo el Departamento de Policía de Oakland en un comunicado. "El Departamento de Policía de Oakland desplegó humo y gas lacrimógeno", añadió.

Las reyertas fueron los más recientes enfrentamientos entre policías y activista "ocupas" que buscan recuperar el impulso perdido en su movimiento contra la desigualdad económica después de que las autoridades deshicieron campamentos de manifestantes en todo el país a fines del año pasado.

Organizadores de Occupy Oakland han prometido que se apoderarán del edificio enrejado para establecer un nuevo cuartel central para su movimiento y atraer la atención a la indigencia en una medida vista como un desafío a las autoridades que han frustrado intentos similares anteriormente.

Cerca del centro de convenciones, varias docenas de policías declararon una reunión ilegal y confrontaron a los manifestantes en una reja, lanzando cartuchos de humo y gas lacrimógeno hacia la multitud tras advertir a los manifestantes que se dispersaran a través de altoparlantes.

La multitud retrocedió con el humo, pero realizó un segundo avance hacia la cerca, donde fueron contenidos por la policía.

Algunos manifestantes que llevaban escudos fabricados de contenedores plásticos de basura y metal corrugado trataron de soslayar la línea policial y se lanzaron contra ella mientras los policías disparaban más cartuchos con gas.

"La ciudad de Oakland recibe con beneplácito a las formas pacíficas de reunión y libertad de expresión, pero los actos de violencia, de destrucción de propiedad y de albergue nocturno no serán tolerados", dijo la policía en un comunicado.

Después de la confrontación, muchos de los manifestantes se dispersaron, mientras que cientos más volvieron a una plaza en el centro de Oakland, donde dijeron que marcharían hacia otro edificio abandonado.

Los manifestantes en Oakland, afiliados en forma lejana con el movimiento Occupy Wall Street que comenzó en Nueva York el año pasado, se han enfrentado con la policía en reiteradas oportunidades en una serie de marchas y manifestaciones.

JSO