Lima.- Perú anunció la entrega de nuevos bonos a personas pobres y la prórroga del pago de impuestos para las empresas en más de un tercio del país, que volverá a un encierro total durante dos semanas debido a una segunda ola del coronavirus.

El presidente Francisco Sagasti informó en la noche del martes el regreso de un confinamiento en 10 regiones de las 25 en el país, incluido Lima, que enfrentan un riesgo "extremo" por el impacto de la pandemia, prohibiendo el tránsito de personas y ordenando el cierre de centros comerciales.

La medida regirá desde el domingo hasta el 14 de febrero, mientras el Gobierno evalúa el rebrote de contagios en medio de un panorama de hospitales saturados y cuando se espera la llegada de un lote de millón de vacunas contra el Covid-19.

"Nuestra perspectiva es que la cuarentena no se exceda de este plazo, pero para que esto suceda depende de todas las personas, de las autoridades", dijo la primera ministra, Violeta Bermúdez, a la estación de televisión local Frecuencia Latina. "Si nos distanciamos para evitar la propagación de contagios, a partir del 15 de febrero volveremos a la situación anterior".

Hasta el martes los infectados sumaron 1 millón 107,239 personas, casi un 10% más frente a fines de diciembre. Los fallecidos subieron a 40,107, unos 220 más en un día, casi a niveles de agosto cuando Perú llegó al pico de infectados, según datos oficiales.

Expertos consideraron como un error del Gobierno esperar hasta el domingo para iniciar el nuevo confinamiento. "Es un error dejar que pasen cuatro días. Habrá aglomeraciones de la población corriendo por víveres para abastecerse", dijo el líder del gremio de médicos de Perú, Miguel Palacios, a periodistas.

Impacto menor para la economía

El ministro de Economía, Waldo Mendoza, afirmó en una conferencia de prensa que el nuevo encierro parcial en el país tendrá un impacto limitado en la producción del país minero; y que en febrero "habrá un pequeño bajón" en la economía.

"Va haber un impacto, esperamos sea menor, pero la solidez de la economía peruana va asegurar que la recuperación sea sólida", dijo Mendoza tras ratificar la proyección de un 10% de crecimiento este año, frente a la caída de un 11.6% en el 2020.

La cuarenta de dos semanas, en la que sólo funcionarán los centros de servicios básicos como alimentos, farmacias y bancos con un aforo de un 40%, se anunció a menos de tres meses de las elecciones presidenciales y congresales del 11 de abril.

Bermúdez dijo que se está respetando la fecha de elecciones, aunque los candidatos no podrán hacer campañas presenciales en las regiones de "riesgo extremo". "Estamos terminando de hacer los protocolos sanitarios para campañas electorales", manifestó.

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra, dijo que los bonos de 600 soles (166 dólares) a 4.2 millones de familias comenzarán a ser entregados a la población en confinamiento en los próximos días. Mendoza precisó que la prórroga de "impuestos" para las personas y empresas será por un mes con una posible nueva extensión de plazo en las 10 regiones en cuarentena total.

"Pedimos mantener mucha calma a la población", dijo Neyra en una entrevista a la radioemisora local RPP. "Estos bonos podrían tardar algunos días para cobrarse, no vayan todavía a bancos".

Imágenes de televisión mostraron a cientos de personas en largas filas en centros de venta de productos básicos en Lima, con casi un tercio de los 33 millones de habitantes de Perú. Militares salieron a las calles a hacer cumplir los protocolos sanitarios en el transporte público a pocos días del encierro.

En el anuncio de la nueva cuarentena el presidente Sagasti dijo se espera para los próximos días la llegada de las primeras vacunas de Sinopharm y que "pondrá el hombro" para inocularse. "Soy un hombre de ciencia, creo en los avances de la humanidad, y seré uno de los primeros en vacunarme".