Washington. El principal asesor de Mike Pence dijo que el vicepresidente y su equipo se hospedarán en el hotel resort de Irlanda propiedad del presidente Trump, y lo harán por sugerencia del propio mandatario.

Pence argumenta razones logísticas para defenderse de las críticas que ha recibido por parte de los demócratas.

Marc Short, jefe de personal del vicepresidente, dijo a los periodistas que acompañan a Pence en un avión de la fuerza aérea que el Trump International Golf Links & Hotel es la única instalación que podía recibir a todos los integrantes de la delegación que acompañan al vicepresidente a Doonbeg, un pueblo en el que viven familiares de Pence. El hotel tiene 120 habitaciones.

“Lo verificamos con el Departamento de Estado. Nos aprobaron quedarnos allí. Y me complació tener la oportunidad de regresar a esa ciudad natal de la familia”, dijo el vicepresidente Pence.

Durante su viaje a Irlanda, financiado por los contribuyentes, Pence volará a reuniones en Dublín, que está a casi 240 kilómetros de distancia del hotel. Short esgrimió cambios de última hora en la agenda de Pence por la decisión que tomó Trump de representarlo en Polonia por el tema del huracán.

“Hiciste un juramento a la Constitución, no a @realDonaldTrump”, escribió en Twitter el representante demócrata por California Ted Lieu.