El opositor Partido Popular (PP) exigió adelantar elecciones generales tras ganar los comicios locales celebrados ayer, mientras el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) negó que vaya a convocar a ese proceso.

Tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, en las que el PP arrolló en número de votos, de alcaldías y al ganar 11 de las 13 comunidades autónomas en disputa, ambos partidos hicieron análisis de las votaciones.

"(El resultado) induce a pensar que la voluntad de cambio en España es palpable y tiene que ser antesala de cambio de Gobierno (nacional) que quieren los españoles", advirtió la secretaria general del PP y ganadora de las elecciones al Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, debería plantearse que España no puede perder un año más a la hora de poder comenzar la recuperación económica y social del país, agregó.

"No queda ni un año para esas elecciones generales, pero creo que España no puede aguantar estos meses en esta situación. El tiempo en que los socialistas eligen un nuevo candidato (para esas elecciones) no puede ser tiempo perdido para España".

A pesar de esa petición, el PP no tiene decidido un planteamiento formal de solitud de moción de censura en el Congreso de los Diputados (con la que se podría forzar un adelanto electoral, según los procedimientos parlamentarios).

Por otro lado, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, reiteró que no habrá adelanto electoral porque se quiere agotar el periodo hasta marzo de 2012 para continuar con las reformas económicas del país.

En rueda de prensa tras el encuentro del Comité Federal del PSOE, el también Ministro de Fomento comentó que el próximo sábado se reunirá este organismo para poner en marcha el proceso de primarias para elegir candidato a las elecciones de 2012.

DOCH