Los dirigentes de cinco de los siete partidos con representación parlamentaria en Grecia no lograron acordar una postura única sobre las pensiones al cabo de una reunión de seis horas, en tanto que el primer ministro calificó a la oposición de "irresponsable" y "carente de seriedad".

Alexis Tsipras, que nunca apoyó las acciones de gobiernos anteriores cuando formó parte de la oposición, confiaba en lograr que los partidos opositores aceptaran una declaración en la que se manifestaran a favor del fin de los recortes a las pensiones para utilizarla como carta de negociación en las conversaciones con los acreedores del país.

NOTICIA: Grecia despunta en los mercados: la banca se dispara y la deuda se desinfla

El gobierno izquierdista de Tsipras suscribió el verano pasado el tercer acuerdo de rescate financiero para Grecia desde 2010. Como parte de ese convenio, tuvo que comprometerse a efectuar profundos recortes al gasto, incluidas las pensiones, a fin de recibir créditos de asistencia para mantener a flote al país, que lleva a cuestas una abultada deuda.

NOTICIA: Grecia, otra recesión este año

Los dirigentes de los partidos acordaron el domingo exigir mayor asistencia a la Unión Europea para que ayuden a Grecia a enfrentar la crisis de los migrantes.

frm