Jerusalén. El jefe militar de Israel afirmó ayer que otros países han preparado a sus Fuerzas Armadas para un potencial ataque contra las instalaciones nucleares iraníes con el fin de evitar que Teherán adquiera armas atómicas.

El teniente general Benny Gantz no especificó qué países podrían estar dispuestos a apoyar o a tomar medidas directas contra Irán. Sin embargo, sus comentarios fueron uno de los más fuertes indicios de que Israel puede contar con el respaldo de otras naciones para atacar a la república islámica y evitar que desarrolle armas nucleares.

La fuerza militar está lista. No sólo nuestras fuerzas, sino de otros países también , expuso Gantz.

Todos esperamos que no habrá necesidad de utilizar esta fuerza, pero estamos absolutamente seguros de su existencia , manifestó a The Associated Press y añadió que no hablaba en nombre de ninguna otra nación.

Gantz afirmó el miércoles que desde su evaluación, Irán busca desarrollar su capacidad nuclear militar, pero que la república islámica cedería ante la presión internacional y decidiría finalmente el no construir un arma.

La clave para que dicha presión funcione, dijo, son las sanciones y la amenaza de un ataque militar.

La posición de Gantz acerca de las intenciones de Irán pareció ponerlo en desacuerdo con los líderes políticos de Israel, quienes le han apostado a una postura más dura. Gantz negó ayer que esto ocurra y afirmó que no había desacuerdos internos sobre cuáles eran los objetivos de Irán.