El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, alentó este lunes a los noveles empresarios cubanos a emprender, usando ingenio y perseverancia, para sacar adelante sus negocios, empeño para el cual ofreció el apoyo de su gobierno.

Ustedes pueden contribuir a su propio futuro , dijo el mandatario a dos centenares de pequeños empresarios privados cubanos, algunos funcionarios del gobierno y hombres de negocios de su país, invitados a una charla en La Habana.

El presidente pronunció un breve discurso y después escuchó a los cuentapropistas, como se llama en Cuba a quienes tienen un negocio privado o por cuenta propia.

El futuro de la economía cubana va a avanzar con su trabajo, va a crear una clase media creciente , les dijo. Y una vez más se pronunció en contra del embargo que su país mantiene contra la isla desde 1962. Si algo no funcionó en 50 años, hay que cambiarlo .

Idania Ríos, una diseñadora de 34 años, narró al presidente cómo comenzó un proyecto de una tienda de prendas de vestir con tres amigas, y ahora ya es una pequeña compañía .

¿Qué necesitas para progresar? , le preguntó Obama, a la vez que le solicitó la dirección para comprarle algo a sus hijas pues todavía me quedan algunos CUC (peso convertible cubano, equivalente al dólar).

Antes de la llegada de Obama, los asistentes debatieron los temas más preocupantes para su desarrollo, en los que primaron el acceso a insumos y a un mercado mayorista de productos.

Nos golpea mucho al sector privado acceder a utensilios de cocina. Sólo tenemos una tienda que tiene el monopolio, que tiene precios tres veces mayores a los de Estados Unidos. Nos ayudaría mucho una relación para importar de ese mercado , dijo Yamil Álvarez, propietario del restaurante Los mercaderes.

En los cuatro paquetes de medidas dictadas por Obama como órdenes ejecutivas para relajar el embargo figura la autorización de importaciones para el sector privado cubano.