Nueva York.- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se declaró el martes "profundamente perturbado" y decepcionado por la decisión de Israel de autorizar tres nuevos asentamientos en Cisjordania, según su portavoz.

Ban reafirmó que la continuación de la colonización israelí era "ilegal de acuerdo con las leyes internacionales".

Esta decisión "contradice las obligaciones de Israel en la 'Hoja de ruta'" definida por el Cuarteto para Medio Oriente (Unión Europea, Estados Unidos, Rusia y la ONU) y se opone "a los numerosos llamados del Cuarteto a las partes para que eviten las provocaciones", destaca el comunicado de la ONU.

Ban esta "decepcionado de que tal decisión ocurra en el momento en que se realizan nuevos esfuerzos para reanudar el diálogo" entre israelíes y palestinos.

El gobierno israelí autorizó, cuando ya estaban en marcha, las colonias de Bruchin (350 habitantes), Rechelim (240 habitantes), en el norte de Cisjordania, y la de Sansana (240 habitantes), en el sur del territorio palestino.

EU EXPRESA PREOCUPACIÓN

Estados Unidos expresó su preocupación a Israel este martes sobre la decisión de legalizar tres asentamientos en Cisjordania, estimando que la misma no ayuda a hacer avanzar la paz con los palestinos.

La portavoz del departamento de Estado Victoria Nuland reiteró la oposición de Washington al establecimiento de colonias en Cisjordania y dijo que Estados Unidos pidió una "aclaración" a Israel a través de su embajada en Tel Aviv.

"Obviamente estamos preocupados", dijo Nuland a los periodistas.

"No creemos que esto ayude al proceso y no aceptamos la legitimidad de la actividad continua de los asentamientos", dijo.

La oficina del Primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que un comité ministerial había decidido "formalizar el estatus de tres comunidades establecidas en 1990", siendo la primera vez que el gobierno legaliza nuevas colonias desde esa fecha, según grupos que siguen la política israelí en los territorios palestinos.

APR