Caracas. Naciones Unidas exigió realizar una "investigación independiente" por la muerte bajo custodia del general venezolano Raúl Baduel, el general que ayudó a Hugo Chávez a regresar al poder tras un golpe, fue ministro de Defensa y terminó como preso político.

"Lamentamos profundamente la muerte en detención de Raúl Baduel. Llamamos a Venezuela que garantice una investigación independiente", escribió en Twitter la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

La ONU pidió además "atención médica para todos los detenidos" y "que se consideren medidas alternativas a la detención y se liberen aquellos en detención arbitraria".

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció la muerte el martes, indicando que el general murió por complicaciones del Covid-19 después de recibir tratamiento médico y haber recibido la primera dosis de la vacuna.

No obstante, familiares del ex ministro de Defensa niegan que tuviera el virus y expresaron sus dudas de que el oficial haya fallecido por esta causa.

"El régimen asesinó a mi amado y valiente papá @RaulBaduel", escribió la hija, Andreína Baduel, en Twitter. "Recientemente tuvimos la fe de vida de él, ES FALSO que tenía Covid-19".

Su esposa, Cruz Zambrano de Baduel, dijo el martes que la familia se enteró de la muerte por el anuncio del fiscal en redes sociales.

El certificado de defunción dice "sospecha, mas no aseveran que tenía covid (...). Mi papá falleció cerca de mi hermano. Mi hermano estuvo con él, entonces si es así que mi papá tenía covid y estaba tan mal, ¿cómo no le dieron una atención médica oportuna?", dijo ayer a reporteros en la morgue principal Caracas, Margareth Baduel, una de las hijas del ex ministro.

El informe de la autopsia señala que Baduel tenía un edema cerebral y sufrió un infarto al miocardio, dijo la hija, quien agregó que lo vio por última vez el 2 de octubre, cuando Baduel le comentó que había recibido una dosis, pero ningún certificado o tarjeta que acreditara cuál vacuna era o qué era.

Preso político

Baduel fue arrestado en 2009 acusado de sustraer millones de dólares y más tarde, tras estar poco más de un año bajo arresto domiciliario, fue nuevamente encarcelado en enero del 2017 por presuntamente conspirar contra el presidente Nicolás Maduro.

El ex ministro fue trasladado a fines de septiembre pasado a una celda en El Helicoide, una sede de la policía Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y que compartía con uno de sus hijos, Josnars, detenido en mayo del 2020 por su presunta participación en una fallida incursión armada al país.