Nueva York. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció el día de ayer 6 de diciembre, que todos los empleados del sector privado en la ciudad más poblada de Estados Unidos deberán vacunarse obligatoriamente contra el coronavirus a partir del 27 de diciembre.

El alcalde va así más lejos que el presidente estadounidense, Joe Biden, cuya orden de vacunación obligatoria, que iba a entrar en vigor el 4 de enero y que está actualmente suspendida por la justicia, solo concernía a los trabajadores de las empresas con más de 100 empleados.

"Aquí, en Nueva York, hemos decidido lanzar un ataque preventivo (contra el coronavirus) para hacer algo audaz para parar la propagación del covid y los peligros que representa para todos", dijo de Blasio en la cadena de televisión MSNBC.

Precisó que la medida afecta a unas 184,000 empresas y comercios.

Asimismo, a partir del 14 de diciembre los menores de entre 5 y 11 años tendrán que haber recibido al menos una dosis de la vacuna para poder participar en actividades extracurriculares de alto riesgo como deportes, bandas, orquestas y danza.

Al menos, 89% de los adultos y más de 125,000 menores de entre 5 y 12 años que viven en Nueva York han recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas disponibles, mientras que el 94% de los trabajadores de la ciudad están vacunados.