Madrid. La marcha convocada por el Partido Popular (PP) y Ciudadanos (C’s), a la que se sumó Vox, se llevó a acabo en la Plaza de Colón al mediodía, bajo el lema “Por una España unida, elecciones ya” para protestar contra la política del gobierno en Cataluña. Esta concentración inauguró en la calle la campaña electoral, no solamente de los comicios de mayo, sino de unas generales aún sin fecha definida.

Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, líderes del PP, C´s y Vox, respectivamente, participaron en la manifestación.

A los tres los une la amistad del expresidente español José María Aznar.

Este último defendió la necesidad de sofocar el golpe en Cataluña hasta las últimas consecuencias con la detención de sus responsables y conspiradores, en referencia, entre otros, al presidente de la Generalitat, Quim Torra. Abascal abogó también por la suspensión de la autonomía de Cataluña en sus declaraciones a los medios.

Pablo Casado, líder del PP, celebró que la España de los balcones haya bajado a la calle y les pidió que dentro de 100 días, en las elecciones municipales, autonómicas y europeas, vayan a las urnas “para que el resultado sea una censura a la actuación del gobierno de Pedro Sánchez”. “El tiempo de gobierno de Sánchez ya ha acabado”, sentenció el líder del PP.

El presidente de C’s, Albert Rivera, por su parte, dijo que el domingo el presidente del gobierno “nos va a escuchar clamando viva España y viva la Constitución” y afirmó que “si convoca elecciones no hará falta movilizarnos más”. “Miles de españoles le están diciendo este domingo a Sánchez no al separatismo y sí a España”, agregó.

Sánchez, contra el enfrentamiento

El presidente Pedro Sánchez aseguró este domingo que lo que hace el gobierno es trabajar por la unidad de España, “que significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas en la plaza de Colón hoy”.

El presidente del gobierno aseguró desde Santander que nunca ha cambiado de posición, porque siempre ha defendido el diálogo para resolver el problema independentista de Cataluña.

“Es una concentración en mi contra, pero cuando fui líder de la oposición permanecí siempre al lado del gobierno del PP para defender la unidad de España”, destacó Sánchez durante el acto de presentación de la candidatura a la alcaldía de Santander de Pedro Casares.

“A eso lo llaman patriotismo, pero es deslealtad”, dijo Sánchez, quien destacó que la Constitución “es el camino más largo” porque “hay que dialogar”, pero es “el único camino” para resolver la crisis de Cataluña.