Washington.- Legisladores estadounidenses arremetieron contra las petroleras por sus planes "carentes de valor" y "cortados bajo el mismo molde" para manejar desastres en aguas profundas, mientras ejecutivos de la industria testificaban por el enorme derrame de BP.

Convocados por la subcomisión de Energía y Medioambiente de la Cámara de Representantes, ejecutivos de cinco importantes petroleras defendieron sus propias prácticas de perforación en un intento por evitar nuevas y restrictivas regulaciones para la industria.

Las audiencias representan un significativo riesgo para BP y para el futuro de las perforaciones mar adentro en Estados Unidos, en momentos en que los legisladores empiezan a considerar distintas opciones por el derrame, incluyendo una posible alza de las sanciones.

Los legisladores no parecían estar convencidos que Exxon Mobil, Chevron, ConocoPhillips y Royal Dutch Shell tengan mejores planes de contingencia que BP.

La petrolera británica está luchando por contener el petróleo que se está fugando desde hace casi dos meses desde uno de sus pozos, que está dañado en el lecho marino y se convirtió en el peor derrame en la historia de Estados Unidos.

El representante demócrata Bart Stupak criticó los planes de las empresas para responder por los accidentes mar adentro. Fustigó a Exxon Mobil por tener una estrategia de medios de 40 páginas, incluyendo previamente escritos de puntos a tratar.

"Exxon Mobil parece más preocupada por la percepción pública que por la protección de la vida silvestre, pues su plan para medios es cinco veces más grande que su plan para proteger la vida silvestre", dijo Stupak.

La industria está tratando de evitar una nueva y dura normativa para la perforación mar adentro.

Poco después del derrame de BP, la gestión de Obama impuso una moratoria de 6 meses a la perforación en aguas de más de 152 metros de profundidad.

Uno por uno, los legisladores expusieron sus críticas ante los ejecutivos petroleros, que permanecieron inexpresivos ante sus inquisidores.

El representante demócrata Henry Waxman dijo que las compañías habían presentado casi idénticas estrategias "cortadas bajo el mismo molde" para hacer frente a un enorme derrame, que incluyen técnicas que han fallado en la contención del flujo de petróleo desde el pozo de BP.

"Encontramos que ninguna de las cinco empresas tiene un plan adecuado", dijo.