Los Legionarios de Cristo concluyeron hoy su Capítulo Extraordinario, una asamblea que reconoció todos los delitos de su fundador y estableció las bases para una nueva era con la votación de nuevos estatutos internos.

La reunión concluyó con una misa celebrada por el responsable del proceso de reforma, el delegado pontificio Velasio De Paolis, en la capilla del Centro de Estudios de la Congregación en Roma.

En la homilía, el cardenal recordó el trabajo que le tocó encabezar desde el 16 de junio de 2010, cuando Benedicto XVI lo nombró como su enviado para gobernar, en su nombre y durante el tiempo necesario, un camino de renovación interna de la agrupación religiosa.

Destacó que durante el Capítulo se realizó una valoración amplia, objetiva y serena, casi tomando distancia , sobre la figura del fundador Marcial Maciel Degollado, en relación con la misma Congregación.

Se reconocieron las responsabilidades de Maciel, se aprobó la intervención de la Iglesia respecto al fundador, y se agradeció a la misma Iglesia por su acción a favor de la congregación para sanar las heridas producidas , estableció De Paolis.

Estableció que tras este camino de revisión, de penitencia y de purificación , los legionarios están listos para continuar su renovada misión dentro de la vida de la Iglesia.

Cuando alguno en la Iglesia sufre, es tarea de la Iglesia acompañarlo y ayudarlo. Ha sido un amplio examen de conciencia que ha recorrido profundamente la vida de la Legión, comprometiéndola para un futuro lleno de esperanza , agregó.

De Paolis sostuvo que la Legión puede considerarse como una víctima del actuar equivocado del fundador y reconoció que fueron identificadas algunas responsabilidades de los mismos superiores , en especial por atrasos en la actuación .

El cardenal no detalló cuáles fueron estos superiores ni qué errores cometieron, tampoco explicó por qué ninguno de ellos fue sancionado o removido de su puesto.

Un total de 61 padres capitulares , representantes de las comunidades de la Legión en diversos países del mundo, participaron en el Capítulo concluido este martes con el objetivo de elegir nuevos superiores y votar la reforma a las Constituciones.

Esos estatutos internos fueron ya avalados, pero su contenido no será dado a conocer, ya que primero serán entregados al Papa Francisco para su aprobación definitiva antes de su entrada en vigor.

Con la misa de este martes concluyó formalmente la responsabilidad de Velasio De Paolis como delegado pontificio, y el gobierno de la congregación quedó en manos de su nuevo director general, Eduardo Robles Gil.

nlb