Lima.- La ajustada victoria del ex militar de izquierda Ollanta Humala en la elección presidencial peruana, fue reconocida este lunes por su contrincante Keiko Fujimori y muy mal recibida por los inversionistas, que provocaron una caída histórica de la bolsa de Lima del 12.51%.

"Hemos visto que los resultados oficiales dan como ganador al señor Ollanta Humala; reconozco su triunfo, saludo su victoria y le deseo suerte", dijo en una declaración a la prensa Keiko Fujimori.

La hija del ex presidente Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por violación de derechos humanos, reconoció el triunfo de Humala, 48 años, cuando habían sido escrutados el 90% de los votos, que arrojaban una ventaja de 2.74 puntos porcentuales en favor del militar que intentó derrocar a su padre (51.37% contra 48.63%).

Fujimori, que dijo que acudiría a saludar a Humala a un hotel de Lima donde está instalado, se comprometió a tender "los puentes necesarios para asegurar la gobernabilidad del Perú".

"Seremos la oposición que represente a ese 48% de peruanos que confían en el modelo que nosotros defendemos", afirmó Keiko, que encarnó en estas elecciones la continuidad del modelo liberal con el cual Perú registró un crecimiento récord en los últimos años.

Los inversionistas, por su parte, recibieron a Humala con una estrepitosa caída de la Bolsa de Lima.

Las operaciones fueron suspendidas durante dos horas en la mañana del lunes tras caer 8.71% en su apertura, pero al ser reanudadas la caída se profundizó hasta 12.51%, lo que obligó a cerrar de manera anticipada la sesión, con las compañías mineras como las más afectadas.

El candidato conservador derrotado en la primera vuelta y ex titular de Economía, Pedro Pablo Kuczynski, había advertido que "los frenos están en la minería", refiriéndose a una propuesta humalista de aplicar un impuesto a las sobreganancias de las empresas mineras.

La caída de la Bolsa era previsible, e incluso el domingo Félix Jiménez, jefe del plan económico de Humala, señaló que el Banco Central de Reserva (BCR-Central) o el ministro de Economía d ebían prever medidas para evitar el caos en la jornada de este lunes.

El responsable de la diplomacia de Estados Unidos para América Latina, Arturo Valenzuela, anunció que Washington está "muy dispuesto a seguir trabajando con él (Humala), así como hemos trabajado con las autoridades de Perú, hacia adelante".

Humala también recibió la felicitación de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, de Ecuador, Rafael Correa; de Brasil, Dilma Rousseff; de Argentina, Cristina Fernández; de Paraguay, Fernando Lugo; que se sumaron a las de los mandatarios boliviano Evo Morales y chileno Sebastián Piñera, ya transmitidas el domingo.

Cuando aún no termina el conteo de votos, se multiplican las presiones para que Humala anuncie los nombres de las personas que ocuparán los cargos de Primer Ministro y de ministro de Economía.

La analista Cecilia Blume señaló este lunes que "el presidente electo tiene que decir ya mismo quien va a estar en el BCR (Banco Central de Reserva), como ministro de Hacienda y como primer ministro".

Las incertidumbres en el mercado tienen que ver con la incógnita que representa Humala, un ex golpista que en la elección presidencial de 2006 recibió fuerte apoyo del presidente venezolano Hugo Chávez, que asusta al sector privado.

Aunque Humala tomó distancia de Chávez y presentó un programa moderado, sus propuestas iniciales de estatización y reforma de la Constitución generaron desconfianza sobre sus verdaderas intenciones.

En la noche del domingo, Humala se mostró conciliador en su discurso de la victoria, ante miles de sus partidarios reunidos en la plaza Dos de Mayo de Lima.

Prometió que su gobierno convocará "a los mejores técnicos independientes para poder hacer un gobierno de concertación, de ancha base, donde nadie se sienta excluido".

Pero este lunes, su compañero de fórmula, el candidato a la vicepresidencia Omar Chehade, desató temores de que la polarización se agudice, al declarar que el ex presidente Alberto Fujimori, cuya condena cumple en una unidad policial en Lima, debe ir a una cárcel común.

"Alberto Fujimori no está en una cárcel, está en un centro de recreación de la Policía y no es apropiado para una persona que ha cometido delitos graves" de corrupción y violación de los DDHH, dijo Chehade en una entrevista con América Televisión.

apr