El centro de descontaminación de aguas radiactivas construido en la central nuclear de Fukushima (noreste de Japón) empezó este viernes a tratar unas 100,000 toneladas de agua contaminada, anunció la compañía eléctrica que gestiona las instalaciones.

Un responsable de Tokyo Electric Power (Tepco) indicó que la operación comenzó a las 20H00 (11H00 GMT).

Se trata de una etapa importante hacia la estabilización de los reactores, que Tepco espera lograr de aquí a enero.

Unas 100,000 toneladas de agua altamente radiactiva se han acumulado en los edificios de los reactores y de las turbinas de la central de Fukushima Daiichi (N 1) desde el sismo y el tsunami del 11 de marzo.

El agua impide a los operarios entrar en las instalaciones para reactivar los circuitos de refrigeración del combustible nuclear, dañados por una ola de 14 metros de alto provocada por el sismo.

El centro de descontaminación tratará 50 toneladas de agua por hora, es decir 1,200 toneladas al día, dividiendo la radiactividad por un factor de 1,000 a 10,000.

La compañía Tepco, que logró detener la fusión de combustible echando agua sobre los reactores día y noche, tiene todavía que inyectar unas 500 toneladas de agua cada día, de las que una parte se acumula en las instalaciones.

Tepco podrá luego reutilizar el líquido descontaminado en los circuitos de refrigeración, una vez que se restablezca su funcionamiento.

La compañía operadora afronta sin embargo otro problema: el barro radiactivo derivado del proceso de descontaminación.

"Esperamos un volumen de 2,000 metros cúbicos", declaró un responsable, Junichi Matsumoto. "Hemos previsto un espacio de almacenamiento temporal, pero estudiamos una solución para conservar (los residuos) legalmente a medio y largo plazo".

"Aún no hemos decidido cómo tratar exactamente ese barro", dijo.

RDS