Estambul. Irán superó el límite de enriquecimiento de uranio establecido en un acuerdo nuclear del 2015 con las potencias mundiales, informó un portavoz de la Organización de Energía Atómica iraní advirtiendo que Teherán tomaría más medidas para reducir sus compromisos en el acuerdo.

El portavoz Behrouz Kamalvandi indicó que Irán ha excedido el límite de 3.67% y ahora está enriqueciendo uranio a 4.5%, una tasa muy por debajo del 90% necesario para producir un arma nuclear.

“Bajo el presidente Donald Trump, Estados Unidos nunca permitirá que Irán obtenga un arma nuclear”, afrimó el vicepresidente Mike Pence en una convención de cristianos evangélicos que apoyan a Israel en Washington. Se jactó de que “hemos vuelto a imponer hasta la última sanción que se levantó” en virtud del acuerdo nuclear.

La política de “máxima presión”, que los funcionarios estadounidenses dicen que está diseñada para empujar a los iraníes a la mesa de negociaciones, ha debilitado la mano del moderado presidente Hassan Rouhani y ha incitado a los funcionarios iraníes a intervenir.

Ante las últimas acciones las naciones europeas han instado a Irán a revertir las medidas que ha tomado, pero se han abstenido de pedir nuevas sanciones.

“Estamos extremadamente preocupados” por los anuncios hechos por Irán sobre el inicio del enriquecimiento de uranio por encima del límite acordado de 3.67%, manifestó el lunes la portavoz de la Comisión Europea, Maja Kocijancic. “Hemos pedido a Irán que detenga e invierta todas las actividades que sean inconsistentes con los compromisos asumidos en virtud del JCPOA”.

Irán mantiene abierta la puerta a las negociaciones con los europeos, pero se ha negado a reanudar las conversaciones con EU.

“Si los países que permanecen en el acuerdo, en particular los europeos, no cumplen con sus compromisos y sólo hablan, daremos el siguiente paso con determinación”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi. “Daremos el siguiente paso en 60 días, estamos revisando”, agregó.

Es probable que las medidas más recientes generen más fricciones con Estados Unidos. Las tensiones con el Reino Unido también se han disparado en los últimos días después de que se apoderara de un barco petrolero de la costa de Gibraltar que, según dijo, transportaba petróleo iraní a Siria en violación de las sanciones europeas y estadounidenses contra ese país mediterráneo. Irán dijo que el petrolero estaba en aguas internacionales, que no se dirigía a Siria y comparó la acción del Reino Unido con la “piratería”.