El organismo de control nuclear de la ONU e Irán no lograron un acuerdo el viernes destinado a despejar sospechas sobre una investigación de armas atómicas de Teherán, un revés en los esfuerzos por resolver la disputa por la vía diplomática antes de un posible ataque de Israel o de Estados Unidos.

Este mes, un serie de comentarios belicosos de algunos políticos israelíes desataron especulaciones de que el Estado judío pueda atacar las instalaciones nucleares iraníes antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre.

En vísperas de las conversaciones del viernes entre Irán y la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés), fuentes diplomáticas dijeron a Reuters que Irán había instalado nuevas centrífugas para enriquecer uranio en su planta subterránea de Fordow.

Aunque las nuevas máquinas todavía no están operando, la medida muestra el desafío de Irán a las demandas internacionales para que suspenda la actividad de enriquecimiento y podría fortalecer la creencia de Israel de que la intensificación de las sanciones no ha logrado cambiar la postura de Irán.

"Las discusiones de hoy fueron intensas pero persisten diferencias importantes entre Irán y la ONU que evitaron un acuerdo", dijo Herman Nackaerts, inspector jefe de la IAEA, a periodistas después de unas siete horas de conversaciones con la delegación iraní en Viena.

"Por el momento no tenemos planes de otra reunión", agregó.

Aparentemente se hicieron pocos progresos sobre el pedido más urgente de la IAEA: el acceso de sus inspectores al sitio militar de Parchin, donde el organismo cree que Irán ha realizado pruebas con explosivos relevantes para desarrollar capacidad para fabricar armas nucleares.

El embajador iraní ante la IAEA, con sede en Viena, Ali Asghar Soltanieh, dijo que "indudablemente se hicieron algunos progresos" pero que persisten algunas diferencias.

"Debido a que es un tema muy complejo (...) temas vinculados a la seguridad nacional de un Estado miembro son algo muy delicado", dijo el veterano diplomático iraní.

"Pero debo decir que estamos avanzando (...) y vamos a continuar con este proceso para que al final del día tengamos un acuerdo marco acordado por ambas partes", agregó.

Soltanieh había dicho antes de que las conversaciones comenzaran: "Ambas partes están tratando de superar la brecha".

Las fuentes que revelaron la expansión de la capacidad de las centrífugas en Fordow también dijeron que imágenes satelitales mostraron que Irán había usado una estructura parecida a una carpa de color brillante para cubrir un edificio en Parchin, aumentando la preocupación sobre una posible remoción de evidencia de un pasado nuclear ilícito.

ISRAEL DICE IRAN IGNORA AL MUNDO

Israel señaló que su paciencia con la diplomacia se estaba agotando.

"Apenas ayer (jueves) recibimos una prueba adicional de que Irán continúa un proceso acelerado para obtener armas nucleares y que está ignorando completamente las demandas internacionales", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de que terminaran las conversaciones.

Consultado sobre el resultado de la reunión del viernes, un diplomático occidental acreditado en la IAEA dijo: "Tan nefasto como se esperaba".

Un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos, consultado acerca de la revelación de una mayor capacidad de enriquecimiento en la planta iraní de Fordow, dijo que las potencias continuarán usando la diplomacia y las sanciones para presionar a Irán, pero que el tiempo se estaba acabando.

"Nosotros y nuestros socios (de las potencias) seguimos fuertemente comprometidos a mantener las armas nucleares lejos de las manos del régimen iraní (...) la ventana de oportunidad para resolver esto diplomáticamente está abierta, pero se está cerrando rápidamente", agregó.

Irán, el archienemigo del Estado judío y el quinto exportador de petróleo del mundo, niega estar buscando desarrollar armas nucleares y ha amenazado con tomar una serie de represalias si es atacado.

El inspector jefe de Naciones Unidas, que está a cargo de los estancados esfuerzos de supervisión, dijo que el objetivo era alcanzar un acuerdo sobre responder a los interrogantes de la IAEA acerca de las posibles dimensiones militares del programa atómico de Irán.

JSO