Budapest.- Hungría aprobó este martes una ley que restringe la libertad en el desarrollo entre los menores, lo que generó inquietud entre asociaciones de defensa de derechos humanos, críticas con los ataques al colectivo LGTB del presidente conservador Viktor Orban.

La ley fue aprobada por 157 votos a favor y uno en contra en el parlamento controlado por el partido de derechas de Orban, Fidesz, en una votación boicoteada por gran parte de la oposición.

"La pornografía y los contenidos que representen la sexualidad o promuevan la desviación de la identidad de género, el cambio de sexo o la homosexualidad no deben ser accesibles a menores de 18 años", dice el texto.

En la práctica, esto supondrá la prohibición de programas educativos o anuncios publicitarios que se solidaricen con minorías sexuales o de género, como por ejemplo uno de Coca-Cola con una pareja de hombres que en 2019 había suscitado llamados al boicot en este país.

Oenegés de defensa de derechos humanos temen que esto implique la prohibición de libros, de series como "Friends" y de películas como "Briget Jones", "Harry Potter" o "Billy Elliot", donde se evoca la homosexualidad.

Miles de personas protestaron el lunes por la noche en las calles de Budapest para denunciar esta "propaganda permanente" del gobierno contra la comunidad LGBT.