EL PASO. En un anuncio que se encuentra junto a una tienda de armas en El Paso, Texas, aparece la siguiente leyenda: “Ha nacido un salvador”. Parece broma.

El diario británico The Guardian rescató la escena en la que aparece un diseño publicitario de graffiti para atraer a clientes. Se trata de una escena del pesebre debajo de la estrella de Belén y sobre los protagonistas está un rifle de asalto AR-15 disparando.

No habían pasado 24 horas del ataque terrorista cometido por Partick Crusius, de 21 años, en donde murieron 22 personas (hasta el momento), entre ellas ocho mexicanos, cuando una larga fila apareció afuera de la tienda. Y no se tratan de supremacistas blancos, son hispanos. La mayoría de ellos compraron armas por primera ocasión.

La escena recuerda más al Black Friday que a una tranquila mañana de un domingo. Se trata de la tienda Gun Central, ubicada en la carretera interestatal 10, a tan sólo 3.2 km del Walmart donde ocurrió el ataque.

“Estoy en alerta máxima”, dijo Abril Sánchez, una ejecutiva de mercadotecnia que, junto con su esposo, estaba comprando su primera arma.

“Nunca pensé que llevaría conmigo un arma, pero ahora la necesito para protegerme y para defender a mis compatriotas de El Paso”.

Discursos subestimados

Los discursos en contra de la comunidad latina por parte del presidente de Estados Unidos Donald Trump fueron subestimados por los dos gobiernos.

La organización Southern Poverty Law Center contabilizó el 2018 a 1,020 grupos de odio en Estados Unidos de los cuales 17 son antinmigrantes, California y Texas cuentan con la mayor presencia de estos grupos.

El presidente del Frente, Carlos Arango, consideró que es necesario que México recurra a instancias internacionales para exhortar a las autoridades estadounidenses a frenar los discursos de odio contra las comunidades latinas que habitan el país vecino del norte.

“Esto va más allá de un crimen de odio, es una campaña de ataques contra una comunidad para aterrorizarla”, consideró Arango.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard se reunió este martes con el Fiscal  General de la República Alejandro Gertz Manero para coordinar la petición que hará la cancillería a Estados Unidos de la información sobre el ataque en El Paso. “Debemos garantizar que se haga justicia”, comentó Ebrard.