Washington. Hackers que dijeron estar trabajando en nombre de los extremistas del grupo Estado Islámico atacaron los sitios en Twitter y YouTube del Comando Central del Ejército de Estados Unidos, pero el Pentágono suspendió rápidamente ambos sitios y dijo que ningún material secreto se vio comprometido.

Por unos momentos la página en Twitter apareció llena de amenazas que decían: Soldados de Estados Unidos, estamos llegando, cuiden su espalda .

En otros mensajes aparecieron supuestos nombres, números de teléfono y correos electrónicos de militares, así como diapositivas de PowerPoint y mapas.

Los tuits desde la cuenta hackeada fueron hechos poco después de que el Comando Central de Estados Unidos publicara tuits propios sobre los ataques más recientes de Estados Unidos y naciones aliadas para atacar a los terroristas de Estado Islámico en Irak y Siria, así como uno que repitió un informe que decía que Francia desplegará un portaaviones para esa lucha.

La mayoría del material estaba marcado con la sigla FOUO, que significa For Official Use Only (Sólo para uso oficial), pero nada de eso parecía estar clasificado o ser información delicada, lo que pareció indicar que los hackers no robaron material secreto.

Uno de los documentos parecía mostrar diapositivas desarrolladas por el Laboratorio Lincoln del Instituto Tecnológico de Massachusetts, un centro de investigación y desarrollo financiado por el gobierno federal enfocado en asuntos de seguridad nacional.

Luego de apoderarse del control de la página de Twitter, los piratas cibernéticos la titularon Cibercalifato , con el mensaje subrayado que decía: Te quiero ISIS (la sigla de la antigua denominación del Estado Islámico).

Un mensaje más amplio, que hizo referencia a los ataques aéreos en curso contra el grupo Estado Islámico en Irak y Siria, amenazó: Nos metimos en sus redes y dispositivos personales y sabemos todo acerca de ustedes. Verán que no hay misericordia, infieles. ISIS ya está aquí, estamos en sus PC, en cada base militar .

Soldados de Estados Unidos, ¡los estamos observando! , añadió.