Gitega.- Una villa de lujo y una suma equivalente a más de 500,000 dólares será lo que reciban los expresidentes Burundi tras dejar su cargo, según la nueva legislación adoptada por el Parlamento de esa nación, ubicada en la África Oriental.

La medida fue anunciada la víspera antes de una elección programada para mayo, en la que el presidente Pierre Nkurunziza ha dicho que no se postulará.

La nueva ley establece que los presidentes al finalizar sus mandatos recibirán “una villa de lujo construida con fondos públicos en el lugar de su elección en un plazo de cinco años, así como una asignación única de mil millones de francos burundianos (unos 530,000 dólares)”, informó el canal de televisión árabe Al Jazeera

En una población donde más del 65% vive en la pobreza y el 50% sufre inseguridad alimentaria, de acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas, dicha cantidad es una fortuna.

Nkurunziza obtendrá también beneficios como un vicepresidente en funciones durante siete años después de su renuncia, y por el resto de su vida obtendrá una asignación igual a la de un legislador.

Burundi sostendrá tres elecciones combinadas, las presidenciales, legislativas y distritales, el 20 de mayo de 2020, anunció hoy la Comisión Electoral Independiente Nacional de Burundi.