Montevideo. La victoria de Alberto Fernández y el retorno del peronismo al poder significó una interrogante acerca de las relaciones entre Argentina y Uruguay, porque, además de la tensión comercial arrastrada entre las cancillerías, el triunfo de Luis Lacalle Pou significó que los dos gobiernos tengan signo político opuesto.

A pocos días de asumir, uno de los vínculos clave para el nuevo gobierno empieza a tener sus primeras señales. La relación entre ambos países comienza con diferencias, tanto en los gestos como en los enfoques, y ante eso el Poder Ejecutivo uruguayo pone especial atención en la relación con uno de sus socios estratégicos.

Luego de un acercamiento bilateral durante el gobierno de Mauricio Macri que contrastó con la tensión constante de la era kirchnerista, en la administración encabezada por Lacalle Pou mantienen cautela ante los primeros pasos a seguir, como la designación de su embajador en Buenos Aires.

Los hechos, por su parte, también marcaron diferencias en el posicionamiento ante el Mercosur, un encuentro de presidentes que todavía no tiene fecha, y otros reclamos de la cancillería argentina por la nueva planta de UPM (de celulosa) y lo que consideran un lobby británico en Uruguay por las Islas Malvinas.

Fernández ha destacado en más de una ocasión que tienen a Francisco Bustillo, el embajador de Uruguay en España, como amigo en común, y ha reiterado que conoce a la familia de Lacalle desde hace varios años. “Soy muy amigo de la familia Lacalle”.

Lacalle ya tiene nombre de embajador en Argentina

“Es la expresión peronista uruguaya”. Así lo define el viceministro de Desarrollo Social, Armando Castaingdebat, al dirigente blanco en el que Luis Lacalle Pou piensa como futuro embajador uruguayo en Buenos Aires. El presidente quiere que Carlos Enciso ocupe ese cargo y abandone la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), puesto para el que fue anunciado hace meses.

El mandatario le comunicó su intención al canciller Ernesto Talvi y ya se puso en contacto con el exintendente de Florida, informó El País (de Uruguay) y confirmó El Observador.

El presidente y el ministro de Exteriores se reunieron este martes para elegir a la persona idónea.

Vendrán meses cruciales en la relación entre ambas naciones. Una vecindad no siempre cordial.

Contextos

El embajador de Argentina en Uruguay alertó por “lobby británico” en Montevideo relativo a las Malvinas.

Durante la era de los Kirchner, Uruguay y Argentina tuvieron varias fricciones.

José Mujica comentó en un momento: “Esta vieja es peor que el tuerto”, en referencia a Cristina y Néstor, los Kirchner