Un segundo intento para reflotar el fuselaje del avión de AirAsia, accidentado hace casi un mes con 162 personas a bordo en Indonesia, fracasó hoy cuando las cuerdas que ataban los globos de elevación se rompieron.

El portavoz de la Marina, Manahan Simorangkir, explicó que las fuertes corrientes en el mar de Java son el principal obstáculo para hacer reflotar el fuselaje de la aeronave.

No podemos luchar contra la naturaleza. Sólo esperamos que el clima cambie y sea propicio , dijo Simorangkir.

El primer intento para alzar los restos del avión, que realizaron los buzos indonesios el sábado, fracasó luego que algunos de los globos de elevación se desinflaron, según el diario Jakarta Globe.

Los equipos de rescate creen que en el fuselaje del avión podría estar la mayoría de los cuerpos de las víctimas.

Los rescatistas indonesios lograron el viernes pasado entrar por primera vez en la sección principal del fuselaje, que se encuentra a unos 30 kilómetros del fondo del mar de Java.

Los buzos recuperaron este domingo un cadáver más, por lo que suman 70 los cuerpos encontrados desde el accidente del vuelo 8501, que se estrelló el pasado 28 de diciembre cuando cubría el trayecto entre Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia, y Singapur.

Las autoridades de la aviación civil indonesia presentarán el próximo 28 de enero un informe preliminar del accidente tras el estudio de las cajas negras, en cumplimiento con la regulación internacional de que el reporte debe ser entregado dentro de los 30 días posteriores a la tragedia.

El reporte final de la investigación, que será hecho público, debe ser entregado en un periodo de un año desde el momento del accidente.

hbr