Tenemos a la Dinamarca de las famosas piezas para armar de Lego, “Little Mermaid”, y también los programas de televisión inteligentes de los que todos hemos oído hablar.

Luego está la otra Dinamarca. La que se encuentra en Fox Business Network. “Todos en Dinamarca están trabajando para el gobierno”, anunció la presentadora Trish Regan en un segmento transmitido la semana pasada. “Y nadie quiere trabajar”.

“No solo la escuela es gratis; ellos realmente te pagan ... ¿Sabes lo que sucede entonces? Nadie se gradúa de la escuela. ... Simplemente se quedan en la escuela”, continuó Regan refiriéndose a la educación a nivel universitario.

“Porque esa es la realidad del socialismo. Como dijo una persona que estudió en Dinamarca: “Hoy en día todos los niños que se gradúan de las escuelas en Dinamarca quieren comenzar a trabajar haciendo cup cakes”, dijo Regan, antes de soltar una carcajada. “Dinamarca, como Venezuela, ha despojado a la gente de sus oportunidades”, concluyó la presentadora en una nota más seria.

El gobierno danés no se encontraba muy contento luego de enterarse de la nota periodística. “Estamos trabajando mucho más que los estadounidenses y, al mismo tiempo, clasificamos como los mejores del mundo en Work-Life-Balance”, escribió en Twitter el ministro de Finanzas danés, Kristian Jensen.

Dirigiéndose directamente a la presentadora de Fox Business Network, agregó: “Deberías venir a Dinamarca para que te atrevas a confrontar los hechos”.

La caracterización de Regan sobre Dinamarca como una nación desoladora que roba a sus ciudadanos en realidad no cuadra, como probablemente haya notado cualquier persona que haya visitado el país. De hecho, las tasas de empleo en Dinamarca son más altas que en los Estados Unidos. Curiosamente, en la nación en la que “nadie quiere trabajar”, los empleados locales también son más productivos que sus contrapartes estadounidenses.

abr