El FBI dijo que no tiene evidencia de que la seguridad del servidor privado de Hillary Clinton estuviera comprometida, a pesar de que el presidente Donald Trump comentó en Twitter sobre un reporte noticioso que asegura que China lo hackeó.

Trump tuiteó sobre un reporte del diario conservador Daily Caller que decía que China había hackeado el servidor. Dijo que era una “historia muy grande” y preguntó “¿cuáles son las posibilidades de que el FBI y el Departamento de Justicia estén justamente detrás de esto?”.

Ambas dependencias del gobierno han dicho públicamente que no hay evidencia de que el servidor de Clinton fuera hackeado por una potencia extranjera y un reporte del inspector general en junio concluyó lo mismo.

Un funcionario del FBI expuso que la oficina “no ha hallado ninguna evidencia de que los servidores estuvieran comprometidos”.

“Nos oponemos a los ciberataques y el espionaje en todas sus formas”, expresó la vocera de la cancillería Hua Chunying en su habitual conferencia de prensa de los miércoles. Dijo que China es una defensora acérrima de la ciberseguridad.

Las agencias de espionaje estadounidenses han acusado a Rusia de participación en el hackeo de los correos demócratas durante la campaña electoral del 2016. El Departamento de Justicia ha presentado cargos contra 12 agentes de inteligencia rusos por hackear la campaña de Clinton y el Partido Demócrata.