Washington. Un documento en poder del diario The Washington Post revela que un día antes del asalto al Capitolio el FBI emitió desde su oficina de Virginia una alerta sobre el riesgo de violencia de parte de los que asistirían a la manifestación en apoyo del presidente Donald Trump y en contra de la confirmación presidencial de Joe Biden.

El informe revela detalles sobre lo que conocían los manifestantes, entre otra información, algunos de ellos tenían mapas de los túneles que se encuentran en el Capitolio.

“A partir del 5 de enero de 2021, el FBI Norfolk recibió información sobre llamados de violencia. Entre peticiones y demandas de los conspiradores se encuentra lo siguiente: “El Congreso necesita escuchar vidrios rotos y derrame de sangre de sus soldados esclavos BLM y Pantifa (...) Ponte violento, deja de llamar a esto una manifestación o protesta. Ve listo para una guerra”.

BLM es una probable referencia al movimiento Black Lives Matter y Pantifa es un término despectivo para referirse a Antifa (anti fascista).

The Washington Post recuerda las declaraciones que hicera el pasado viernes Steven D’Antuono, jefe de la oficina de operaciones en Washington del FBI, en el sentido de que no tenían información de inteligencia que les indicara sobre el riesgo que implicaba la manifestación en el Capitolio.

Poco antes de renunciar el policía Steven Sound, jefe de seguridad del Capitolio, dijo que no recibió ningún tipo de advertencia sobre lo que podría ocurrir.

Varios funcionarios del FBI comentan que en el interior de la policía de inteligencia han habido enormes debates sobre el nivel de violencia que ocurrió en el Capitolio.

geopolitica@eleconomista.mx