Madrid.- Mientras España celebraba la noche del domingo el fin del bipartidismo, también se desvelaba una incertidumbre sobre el futuro del gobierno de España. Ante la falta de una mayoría absoluta en el Congreso, la conformación del nuevo gobierno dependerá de las alianzas entre las fuerzas políticas que al momento son una incógnita.

Las reacciones al nuevo escenario político se reflejaron en el mercado bursátil al arranque de la jornada del lunes. El principal índice, el Ibex 35, registraba una caída de 3% minutos después de la apertura. El desplome se redujo a media jornada aunque por la tarde rondaba el 2.6%.La prima de riesgo española también registraba un crecimiento de 17 puntos base para alcanzar los 126 puntos, superior a los 114 puntos registrados al cierre del viernes pasado.

NOTICIA: España decide el fin del bipartidismo

Las elecciones generales en España dieron al Partido Popular (PP) el 28.72% de los votos en el Congreso, otorgándole 123 escaños. La segunda fuerza política fue el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 22.02% de los escrutinios y 90 escaños. La tercera posición fue para Podemos, que junto con otras fuerzas minoritarias sumó el 20.66% de los votos y 69 lugares, mientras que en cuarto lugar quedó Ciudadanos con 13.93% y 40 diputados.

Estos resultados abren un panorama donde la alianza de dos partidos serán insuficientes para reunir los 176 escaños que permitirían lograr la mayoría absoluta en el Congreso. Sólo una alianza entre la derecha del PP y la izquierda del PSOE lo harían posible, aunque la opción parece inviable.

El Partido Socialista va a votar ‘no’ a la candidatura de (Mariano) Rajoy en la sesión de investidura, vamos a votar ‘no’ al PP , dijo César Luena, secretario de Organización del PSOE en una comparecencia ante la prensa este lunes.

Aun así el escenario de una alianza del PP con el PSOE aún tiene posibilidades, de acuerdo con Bernat Surroca, politólogo por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

NOTICIA: Nadie romperá a España: Mariano Rajoy

Se prevé muy complicado por las diferencias entre los dos partidos y las declaraciones hechas en campaña electoral. Si hubiese pacto, la figura de Rajoy difícilmente repetiría de presidente y se buscaría un candidato de consenso , consideró.

Mariano Rajoy, presidente de gobierno en funciones y candidato del PP, reconoció la noche del domingo que este escenario será un desafío para la conformación del nuevo gobierno por lo que pidió a las fuerzas políticas actuar con responsabilidad y abrirle paso al gobierno de derecha. A este llamado se sumó Albert Rivera, líder de Ciudadanos, quien afirmó que como cuarta fuerza política en el Congreso se abstendrán de investir a Rajoy, para no entorpecer el proceso de la conformación del nuevo gobierno.

Izquierdas condicionadas

La segunda y tercera fuerza política, el PSOE y Podemos, han condicionado unas posibles alianzas con planteamientos que parecen irreconciliables entre sí.

Por un lado, el PSOE rechazó la configuración de una coalición con cualquier proyecto que apoye los planes independentistas, incluyendo la de Cataluña. Y si bien el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha manifestado a favor de que esta autonomía permanezca dentro del estado español, reconoció que esta situación deberá resolverse mediante un referéndum.

Que no haya ninguna duda: el referéndum en Cataluña es imprescindible para construir un nuevo compromiso histórico. Nosotros vamos a defender un proyecto en común, a que Cataluña siga como nación dentro de España y la vía que nos parece imprescindible para eso es que haya un referéndum (...) Nosotros vamos a defender el ‘sí’ a un proyecto con España; nosotros no queremos que Cataluña se vaya de España pero queremos que se vote , dijo Iglesias en rueda de prensa este lunes.

El líder de Podemos insistió que, antes de celebrar pactos, buscará la aplicación de una hoja de ruta dentro del Congreso que incluye el blindaje a derechos sociales y la sanidad, una reforma constitucional, al sistema electoral y al sistema judicial para que éste se independice del sistema político.

NOTICIA: Rajoy recibe un puñetazo en pleno paseo electoral

Un pacto entre PSOE y Podemos también está muy lejos de la mayoría absoluta pues se necesitan 17 escaños más. El pacto de estos dos ya es difícil, porque PSOE tendría que aceptar una reforma de la Constitución más profunda de la que desea. Si se consiguiese, un escenario posible aunque complicado para sumar los escaños que faltan sería incluir a este pacto a los partidos nacionalistas catalanes: ERC y DiL, con 17 escaños , explicó Surroca.

El futuro político de España entra ahora en un periodo de diálogo y análisis de estrategias entre las fuerzas, de cara a la conformación de las Cortes Generales (el Congreso de los Diputados y el Senado) que se celebrará el próximo 13 de enero del 2016 y se prevé que el proceso de investidura del nuevo presidente general suceda 15 días después. La irrupción de los partidos emergentes Podemos y Ciudadanos en el sistema bipartidista español ha sido clave para el proceso que obliga a las alianzas políticas.

PSOE y Ciudadanos han dado el derecho a Rajoy de tratar de formar gobierno. Sin embargo, los pactos serán inevitables. España entra por lo tanto, de golpe, en un nuevo escenario político: un sistema parlamentario multipartidista. La dificultad de los pactos pone sobre la mesa la posibilidad de nuevas elecciones. Unas elecciones que, por otro lado, no tendrían por qué cambiar el escenario de cuatro partidos grandes , consideró Surroca.

[email protected]

erp