Argel. El presidente argelino Abdelaziz Buteflika renunciará antes de que expire su mandato, el 28 de abril, anunció el día de ayer la Presidencia de en un comunicado citado por la agencia de prensa estatal APS.

El jefe de Estado tomará “medidas para garantizar la continuidad del funcionamiento de las instituciones estatales durante el período de transición”, se lee en el comunicado, que indica que su “renuncia (...) se producirá antes del 28 de abril del 2019”.

El comunicado no dio más detalles sobre la fecha de esta renuncia ni las decisiones importantes que tomará antes.

Buteflika, de 82 años, muy debilitado por un accidente cerebrovascular que sufrió hace seis años, dirige el país desde hace 20 años.

Las protestas comenzaron el 22 de febrero, luego del anuncio de la candidatura de Buteflika a un quinto mandato en la presidencial del 18 de abril.

Desde entonces, un movimiento de protestas masivas e inéditas pide su renuncia y la de su entorno, y aún más, exhorta a que se cambie por completo el sistema en el poder.

Buteflika quedó muy aislado en los últimos días, tras perder varios aliados, entre ellos el jefe del Estado mayor del ejército, el general Ahmed Gaid Salah, quien para intentar apaciguar la oposición popular propuso aplicar un artículo de la Constitución argelina, para organizar la vacante del poder en caso de renuncia del jefe de Estado o de incapacidad.

Según la Constitución, una vez que su renuncia esté formalizada, es el presidente del Consejo de la Nación, la Cámara Alta del Parlamento, quien llena este vacío de forma interina por un plazo máximo de 90 días, durante el cual tiene que organizar una elección presidencial.

Buteflika había nombrado un nuevo gobierno con la esperanza de desactivar el movimiento popular.

Centenares de personas se manifestaron en la noche del domingo, tras el anuncio de un gobierno que no responde al anunciado rejuvenecimiento y cuyas principales cabezas son por lo regular altos funcionarios.