Washington. Estados Unidos suspenderá las visas a un número no determinado de funcionarios venezolanos activos y retirados, acusados de violar derechos humanos e incurrir en actos de corrupción en su país.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki rehusó precisar la identidad y la cantidad de los sancionados, pero agregó que la medida afectará a sus parientes cercanos.

El Departamento de Estado suspendió en julio las visas a 24 funcionarios venezolanos, acusados de violar derechos humanos durante las protestas que dejaron 43 muertos a comienzos del 2014.

Los dos países no intercambian embajadores desde el 2010.

Es la primera vez que Washington esgrime la lucha contra la corrupción para aplicar sanciones a funcionarios venezolanos, ya que tanto la suspensión de visas de julio como la ley firmada por el presidente Barack Obama en diciembre se enfocaron en violaciones a los derechos humanos.

El secretario de Estado también ha impuesto restricciones de visa a personas consideradas responsables por actos de corrupción con fondos públicos, la cual está contribuyendo al rápido deterioro de las condiciones económicas y sociales en Venezuela , agregó Psaki en un comunicado.

El Departamento de Estado anunció la nueva suspensión de visas al día siguiente de que el presidente Nicolás Maduro acusara al vicepresidente de EU, Joe Biden, de conspirar para derrocarlo.

La Casa Blanca respondió el lunes que Maduro intenta distraer la atención del mundo de sus abusos a los derechos fundamentales, calificándolo de evidentemente falsa la acusación del presidente venezolano. El intercambio de ataques socavó las esperanzas de que Washington y Caracas puedan mejorar sus ya deterioradas relaciones. Hace un mes, en Brasil, Maduro y Biden conversaron brevemente y expresaron el deseo de restaurar las relaciones.

En un discurso televisado el fin de semana pasado, Maduro dijo que Biden trató de fomentar el derrocamiento de su gobierno socialista durante una cumbre del Caribe sobre energía que presidió el mes pasado. Según Maduro, el vicepresidente dijo a los jefes de estados caribeños que el gobierno de Venezuela tenía los días contados y que deberían dejar de apoyarlo.

Lo que hizo Biden no tiene nombre , dijo Maduro. Vicepresidente Biden, míreme a los ojos, dice que Estados Unidos quiere acercarse a América Latina y el Caribe y mire cómo nos atacan .

La oficina del vicepresidente contestó en un comunicado que Maduro trata de distraer la atención de la situación en Venezuela, con sus reiteradas violaciones a las libertades individuales y al Estado de Derecho.