Estados Unidos acusó al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, de proponer "exiliar" al encarcelado dirigente opositor venezolano Leopoldo López.

"Repetidamente hemos llamado para la liberación de todos los prisioneros políticos, un llamado que ha resonado en muchas entidades internacionales y multinacionales", señaló la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki.

"Y sin embargo el presidente Maduro propone exiliar a las figuras opositoras en vez de tener una discusión sobre las verdaderas preocupaciones y problemas que enfrenta Venezuela", añadió Psaki en rueda de prensa.

El domingo, Maduro asomó una propuesta para canjear a Leopoldo López con el puertorriqueño Oscar López Rivera, preso en Estados Unidos, como un aliciente para mejorar las relaciones entre Caracas y Washington, tensas luego que la Casa Blanca aprobó sanciones contra altos funcionarios venezolanos.

"¿Quieren buenas relaciones? Nosotros también, sin condicionamientos", dijo Maduro, criticando a sus detractores que piden la liberación de Leopoldo López, a quien llamó "monstruo".

"Yo digo que la única forma (en) que yo usara las facultades presidenciales que tengo para liberarlo es para montarlo en un avión que vaya a Estados Unidos, lo deje allá y entreguen a Oscar López Rivera, pelo a pelo pues, hombre a hombre", dijo Maduro.

López Rivera cumple una pena de prisión desde 1981 tras ser condenado por los crímenes de conspiración, transporte de armas y municiones ligados a su involucramiento con el grupo nacionalista Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (FALN), según el Departamento de Justicia.

Psaki rechazó de plano la propuesta, señalando que "no hay comparación entre esos casos".

"Es lamentable que alguien, Leopoldo López, que se debe presumir inocente, sea sentenciado en televisión por el presidente de Venezuela sin que concluya su juicio", agregó.

Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular, se encuentra detenido desde febrero de 2014, acusado de incitar a la violencia durante la ola de protestas contra la inseguridad y la crisis económica desatadas ese mes y que dejó un saldo de 43 muertos y cientos de heridos.

El caso de López y otros opositores detenidos ha provocado preocupación de la Unión Europea y el Comité contra la Tortura de la ONU.

rarl