Islamabad. La explosión de una bomba en un santuario sufí en Pakistán provocó 70 muertos y 200 heridos. Es el atentado más mortífero de una serie de ataques de insurgentes durante esta semana.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó la responsabilidad del ataque contra el santuario de Lal Shahbaz Qalandar de la ciudad de Sehwan, en la provincia de Sindh, unos 200 kilómetros al noreste de Karachi.

El atentado fue perpetrado por un kamikaze que entró en el santuario y detonó la carga explosiva que portaba entre la masa de fieles reunidos, informó una fuente policial. El lugar se encontraba con gran afluencia de feligreses, ya que es considerado como día sagrado de rezo para esta comunidad.

Muchos heridos están en estado crítico y serán transferidos a Karachi lo antes posible, declaró el jefe de la policía de la provincia de Sindh, A. D. Jawaja.

Tememos que el número de víctimas aumente , dijo Munauar Alí Mahesar, funcionario del Gobierno local, precisando que los servicios de emergencia estaban intentado rescatar a los heridos. Los servicios de emergencia se encuentran en Sehwan, donde el hospital más cercano se encuentra a 130 kilómetros.

La televisora local mostró imágenes explícitas tras la explosión, en las que podía verse a feligreses heridos mientras pedían ayuda a gritos y el suelo cubierto con zapatos, sangre y partes de cuerpos. Las mujeres lloraban y se golpeaban el pecho en señal de dolor.

Ghazanfar Shah, el custodio del sitio, explicó que las medidas de seguridad eran laxas en el templo, al que se entra por dos puertas doradas.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, declaró con respecto al ataque contra los sufíes que represeneta una amenaza directa , mientras que el jefe militar Qamer Javed Bajwa llamó a la calma, con el fin de tranquilizar a la población. Vuestras fuerzas de seguridad no permitirán que los poderes hostiles tengan éxito , afirmó.

Talibanes atacan a la población

Jamaat-ul-Ahrar, una facción de los talibanes en Pakistán, reivindicó varios ataques esta semana, incluyendo un atentado suicida en Lahore que causó 13 muertos y docenas de heridos.

El miércoles, cuatro terroristas suicidas perpetraron un ataque en el noroeste de Pakistán, matando a seis personas.

Atentado en Irak

Un coche bomba que explotó en el vecindario de al-Bayaa, en el suroeste de la capital de Irak, y provocó 55 muertos y más de 60 heridos, informó el portavoz del Ministerio del Interior, Saad Maan.

El EI se reivindicó el ataque que difundió por su agencia noticiosa Aamaq. El grupo extremista detalló que su blanco eran los musulmanes chiíes.

Funcionarios iraquíes dijeron que la explosión afectó concesionarios de autos en el vecindario cuya población en su mayoría es chií.

El grupo extremista ha realizado ataques a diario en la capital de Irak, pese a sufrir reveses militares en otras partes del país, incluyendo Mosul, en el norte del país, donde fuerzas iraquíes, apoyadas por Estados Unidos, llevan a cabo un gran operativo militar desde octubre pasado .